Saltar para: Post [1], Pesquisa e Arquivos [2]

Em Português


El Cain incómodo de Saramago

Martes, 20.10.09

Saramago se ha atrevido a hacerlo con su nueva novela Cain, publicada por Alfaguara, de la que ha afirmado su mujer y traductora al español, Pilar del Rio, que “no dejará indiferentes a los lectores”. Y lo ha hecho con la fuerza literaria que caracteriza sus obras. De Saramago acaba de afirmar Umberto Eco que entrará en el Panteón de los dioses de la literatura.

Si todo está permitido a la literatura de ficción, con mayor motivo al Nobel portugués, que nos ha regalado siempre una literatura no indiferente, enraizada en la vida, comprometida con los ataques a la injusticia, capaz de hacer sangrar a las palabras como en Ensayo de la ceguera o en este Cain, donde el escritor pretende hacer las cuentas con Dios. Curiosamente, lo hace con un Dios que él mismo afirma existir sólo en la fantasia de los hombres, una invención literaria de todos los tiempos. Podriamos preguntarle por qué ha vuelto entonces despues de 20 años, desde su polémico El Evangelio según Jesucristo, a enfrentarnos de nuevo con la no existencia de Dios, al que él mismo dice que no invocaría ni en el momento de su muerte, porque no tendría nada que pedirle.

Es que Saramago es así: es el rey de la polémica y de la ironía. Le gusta provocar. Federico Fellini, el mago de la cinematografía italiana - como Saramago lo es de las palabras - solia decir, siempre enfundado en su bufanda y cubierto por su sombrero, como queriendo desaparecer, que “Fellini no existía”, que era una creación de los periodistas. Fellini era el eterno adolescente. Saramago ya nació adulto. Existe y quiere que se le note. Escribe en relieve, sobre piedra dura. Como en esta novela en la que acusa a Dios de haber despreciado los sacrificios que le hacia Cain para preferir los de su hermano Abel. Sería el dios caprichoso e injusto de la Biblia, el que se divierte arrojando a Adán y Eva del Paraiso por haber querido conocer el bien y el mal.

Se ha llamado a la nueva obra del nóbel portugués una “reivindicación de Caín”. Lo es y no lo es. En todo el texto, en el que Cain es el protagonista y el narrador de las atrocidades del dios bíblico, el hermano de Abel no niega su crimen y acepta su vida errante como uma especie de castigo. No acepta, sin embargo, ser más criminal y cruel que dios. Si él mató a su hermano – según Saramago, en realidad, quería matar a dios - ese dios cometió muchos más crímenes que él: hizo asesinar a miles de inocentes al mandar fuego sobre Sodoma y Gomorra y llega a la crueldad máxima de pedir a Abrahán que matese a su próprio hijo. La dialéctica de Cain con dios es impecable. Si yo pequé, tú más. Si yo maté a mi hermano, tu mataste, o mandaste matar, a muchos más.

Por ello, más que sobre la historia novelada de Cain, que es sólo un pretexto, el escritor aborda en su nueva novela la absurdidad de un Dios que en la Bíblia aparece más cruel y caprichoso que el peor de los hombres. Claro que él escoge para la obra de ficción histórica los pasajes más inexplicables y oscuros del Antíguo Testamento, en los que aparece la figura del dios terrible del Sinaí, del dios que pide sangre para ser desagraviado u obedecido ciegamente.

La Biblia es la historia de un pueblo en busca de su destino, en la que se amasan mitos, metáforas y hechos históricos. Es el espejo de la humanidad con sus bajezas y sus esplendores. Lo mejor y lo peror de dios y de la historia se hallan concentrados en esse libro que podría ser la imagen plástica de la complejidad del ser humano. Existe en la Biblia el Pentateuco, con un dios celoso que expulsa a Adán y Eva del paraiso, que confunde caprichosa y gratuitamente las lenguas de los que construyen la Torre de Babel o manda matar a los habitantes de ciudades enteras, y existe el libro del Eclesiastés, contra la vanidad humana, que podría haberlo escrito el pesimista Saramago, o el Cántico de los Cánticos, con su fuerza erótica, un canto a la belleza del cuerpo humano y a la fuerza de su sexualidad. Un libro libertador.

El autor de Cain escogió los textos más duros y polémicos. Es que Saramago no concibe una literatura desencarnada, incapaz de provocar no sólo polémica sino hasta disgusto, como en este caso, donde muchos, no sólo judíos, podrán sentirse negativamente sorprendidos con la forma en que el escritor trata, casi juglarescamente, a la la Biblia y a su dios.

Saramago no sólo ha escrito novelas. Há estado siempre y lo sigue siendo a sus 87 años, presente en la Historia cada vez que se trata de defender la dignidad del hombre, su libertad sacrosanta, su derecho a creer o no creer. Y tiene razón que en la Biblia existe tambien ese Dios cruel y exterminador al que tan bien describe Cain. A ese dios lo ha escogido en su nueva novela para desenmascararlo. Tiene todo el derecho. La literatura no admite censuras. Los cristianos podrán decirle que en la Biblia, escrita en el ámbito de mil años, existe tambien el dios del profeta Isaias más preocupado por el hombre que una madre, pero es al dios cruel a quién Saramago pide cuentas, un dios que según él no puede existir porque no sería dios. Lo ha inventado el poder.

En mi libro: José Saramago: O Amor Possivel (Maeva) , un largo diálogo con el novelista meses antes de recibir el Nobel, ya habia anticipado su excepticismo sobre la exsistencia de Dios que en Cain se hace aún más patente. Me dijo: “Desde mi punto de vista hay sólo un lugar donde existe Dios, o el diablo, o el bien y el mal, que es en mi cabeza. Fuera de mi cabeza, fuera de la cabeza del hombre no hay nada”. El hombe y sólo el hombre es, en definitiva, el verdadero dios de Saramago, el hombre víctima de los poderes tiránicos, el hombre humillado por la religión, el hombre esclavo de sus mitos, empezando por el mito de Cain y Abel al que Saramago convierte en un juego literario.

En Cain, el escritor resume muy bien lo que para él es el conflicto entre dios y el hombre con estas palabras, de la página 87: “A historia dos homes é a historia dos seus desentendimentos com deus, nem ele nos entende a nós, nem nós o entendemos a ele”.

Para Saramago, Dios no es más que un pretexto para que las religiones puedan mejor esclavizar la conciencia humana y trata, con Cain, de poner,, literariamente, sobre el tapete del mundo, esta cruda realidad. Al mismo tiempo, y a pesar de su ateismo le debemos a él una de las definiciones más poéticas de la divinidad: “Dios es el silencio del universo, y el hombre el grito que da sentido a ese silencio”, afirmó en cierta ocasión. Al final, dios no es para él tan indiferente como lo que podría aparecer. Cain, en definitiva, es tambien un grito contra todos los dioses falsos y dictadores creados para amordazar al hombre impidiéndole de vivir, en total libertad, su vida y su destino.

Articulo publicado en el periodico O Globo, Brasil

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado por Fundación Saramago





Destacados

Ver todas las noticias

Amigos de la Fundación José Saramago


Librería/Tienda de la Fundación José Saramago


Además


Sonidos de la Fundación


Blimunda


Serviço educativo



La Fundación
Somos lo que dice el documento José Saramago firmado en Lisboa el 29 de junio de 2007. Somos la Fundación José Saramago.
Más información | E-mail

Buscar

Pesquisar no Blog  

La Casa dos Bicos

La Casa dos Bicos, edificio del siglo XVI situado en la calle Bacalhoeiros, Lisboa, es el hogar de la Fundación José Saramago.

La Casa dos Bicos se puede visitar de lunes a sábado de 10h a las 18h (última entrada a las 17h30m).
Leer más


A Casa José Saramago en Lanzarote

La casa hecha de libros se puede visitar de lunes a sábado de 10h a las 14h30. También se puede caminar virtualmente, aquí.

Reciba nuestro boletín de noticias


#saramago no Twitter



Archivo mensual

  1. 2014
  2. J
  3. F
  4. M
  5. A
  6. M
  7. J
  8. J
  9. A
  10. S
  11. O
  12. N
  13. D
  14. 2013
  15. J
  16. F
  17. M
  18. A
  19. M
  20. J
  21. J
  22. A
  23. S
  24. O
  25. N
  26. D
  27. 2012
  28. J
  29. F
  30. M
  31. A
  32. M
  33. J
  34. J
  35. A
  36. S
  37. O
  38. N
  39. D
  40. 2011
  41. J
  42. F
  43. M
  44. A
  45. M
  46. J
  47. J
  48. A
  49. S
  50. O
  51. N
  52. D
  53. 2010
  54. J
  55. F
  56. M
  57. A
  58. M
  59. J
  60. J
  61. A
  62. S
  63. O
  64. N
  65. D
  66. 2009
  67. J
  68. F
  69. M
  70. A
  71. M
  72. J
  73. J
  74. A
  75. S
  76. O
  77. N
  78. D

TripAdvisor

Parceiros institucionais:

Parceiro tecnológico:

Granta