Saltar para: Posts [1], Pesquisa e Arquivos [2]

Em Português


La lucha por la libertad de expresión es vigente

Domingo, 31.10.10

fjsIgnacio Ramonet plantó cara, desde la tribuna del Petit Palau de la Música en Barcelona, a todos aquellos que defienden que el periodismo -y el periodista- ya no son necesarios, que afirman que la información circula más libre, más abundante y más transparente que nunca. Frente a ellos, sentenció que no: que «la masa de información oculta supera en muchos temas lo imaginable», que «en democracia la batalla por la libertad de expresión nunca está definitivamente terminada», y que los periodistas deben existir porque una de sus tareas es «ampliar los límites de esa libertad».

La entrega del octavo Premio Antonio Asensio de Periodismo, el galardón que concede el Grupo Zeta en memoria de su fundador, fue -probablemente muchos anticipaban que al ser Ramonet el premiado sería así- reivindicativa: una tranquila pero robusta reivindicación del periodismo.

Ramonet, director de la edición española de "Le Monde Diplomatique" y figura prominente de la izquierda -el president, José Montilla, en su discurso, recordó que se le ha otorgado el premio «en tanto que periodista y activista, por su trabajo en "Le Monde Diplomatique" pero también por sus iniciativas sociales»-, puso la difusión de documentos del Pentágono que el pasado fin de semana hizo Wikileaks como ejemplo del periodismo con etiqueta: la etiqueta de necesario. «Últimamente, algunos grandes conglomerados de comunicación de talla continental y hasta planetaria quieren convertir el periodismo en un entretenimiento domesticado, en una aborrecible simplificación de la realidad. Lo importante se diluye en lo trivial y el sensacionalismo sustituye a la explicación. Afortunadamente, incluso en este nuevo contexto pueden surgir fuerzas resistentes, como nos lo está demostrando Wikileaks».

Sin decirlo, sin embargo, Ramonet insinuó que Wikileaks es más la excepción y menos la regla. «La prensa escrita -señaló- vive uno de los momentos más difíciles, y el periodismo atraviesa por una grave crisis de identidad. Lo digo sin nostalgia, porque no creo que haya existido una edad de oro del periodismo. Hacer periodismo de calidad jamás ha sido fácil, siempre ha comportado riesgos y amenazas: el poder político y el poder del dinero, y a menudo los dos, han tratado siempre de coartar su libertad».

Frente a este estado de las cosas, «el periodista debe reafirmar su rabiosa voluntad de saber y comprender para poder transmitir», dijo Ramonet. «Cuando todos los medios se dejan arrastrar por la velocidad y la instantaneidad, el periodista debe considerar que lo importante es frenar, ralentizar, concederse tiempo para la duda, el análisis y la reflexión. La información es algo muy serio, porque de su calidad depende la calidad de la democracia». Y un último llamamiento: «Quedan muchas injusticias en el mundo que justifican una concepción del periodismo a favor de más libertad, justicia y democracia».

El del premiado no fue un discurso aislado. Con su diagnóstico de las cosas coincidieron, palabras más, palabras menos, tanto el president Montilla -quien dijo que «las nuevas tecnologías no deberían suponer la desaparición de la profesión periodística», defendió al informador profesional en tiempos de saturación de datos y reivindicó a los periodistas «profesionales, rigurosos y con independencia de criterio»-, sino también el presidente de la comisión ejecutiva del Grupo Zeta, Juan Llopart, que habló de los «momentos inciertos y confusos que vive el periodismo» (debidos, en parte, según dijo, a la «vertiginosa revolución tecnológica»), y reivindicó el rigor intelectual, la profesionalidad y el compromiso en las salas de redacción. Valores que, dijo, representa Ramonet.

Fuente: elperiodico.com

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado por Fundación Saramago

90 Años, 90 Palabras (67)

Domingo, 31.10.10


Hijo de puta

Sugiero la palabra "hijo de puta" porque vi que era de las más polémicas que el escritor colocó en un libro, concretamente en Caín.  Pienso que es muy importante que estas palabras entren en el ramillete "90 años, 90 palabras" ya que son palabras de valor, palabras de alerta y un grito de exaltación de un hombre que le hace mucha falta al mundo. Con la desaparición de José Saramago desapareció una mente impar y sapiens, que usaba el cerebro para filtrar el mundo y la boca para discutir con él. Decía lo que pensaba sin rodeos o políticamente correcto, decía lo que necesitábamos oír y hasta el final luchó por un mundo mejor. 

Cláudio Cruz

Arquitecto

Vila da Feira

Portugal

Autoria e outros dados (tags, etc)

tags:

publicado por Fundación Saramago

90 Años, 90 Palabras (66)

Sábado, 30.10.10

Jeito 

palabra portuguesa de uso común en mi comarca fronteriza con Portugal, país por tantas razones tan cercano. Para jeito, el que han demostrado José y Pilar. José, dejándonos su palabra y su ejemplo: palabra con la que disfrutamos y que nos incita a pensar; ejemplo de hombre de bien y maestro de verdad. Pilar, por la manera como colmaba su vida colmando y enriqueciendo el mundo del maestro.

Félix Talego Vázquez
Antropólogo
Aroche (Huelva)

Autoria e outros dados (tags, etc)

tags:

publicado por Fundación Saramago

90 Años, 90 Palabras (65)

Viernes, 29.10.10

Circunloquio

En un texto encabezado por el título “Circunloquios y evidencias”, José Saramago defendió la divulgación rigorosa de los hechos, “por más desagradables que tengan la cara”, sin el recurso de “arabescos” que distraigan o aparten al lector. Para el insigne novelista, además de informativa, como se exige, la noticia debe ser precisa, directa y objetiva. Importa, también, que se presente despojada de circunloquios, es decir, sin palabras imprecisas o inútiles, sin rodeos.

Esta lección se encuentra hospedada, desde hace exactamente 40 años, en la revista Seara Nova. “Es una especie de resurrección”, así la definió Saramago al releerla. Fue en 2008, cuando le solicité que le pusiera la firma, algo que su infatigable generosidad nunca rechazó.

"Todavía hoy me pregunto" – dijo entonces el autor – "cómo la censura dejó pasar este texto, en 1972". El asunto no era para menos, ya que la fuerza pendía, casi toda, hacia el "otro lado". Le convenía al régimen usar y abusar de toda suerte de circunloquios, con las más variadas y perifrásticas feições, para enmascarar la humillante realidad portuguesa.

«No es novedad para nadie, incluso no dedicándole especial atención a la vida del país, que andan por ahí unos cuantos problemas gravísimos pidiendo urgente resolución, remedio inmediato, bajo pena de que veamos literalmente amenazada la propia sobrevivencia de esta comunidad que, al socaire de geografías y al flujo de migraciones, llegó a instalarse aquí y donde, si no prosperó, sí ha perdurado. Pues bien, si la nave es tan pequeña y los problemas no lo son, un espirito cultivador de la ironía tendría el mal gusto de decir 'menos mal', ocultándose en la meridiana verdad de que, si la nave fuese grande, mucho mayores serían las dificultades. Con lo que, evidentemente, nos invitaría a agradecerle al mismo cielo nuestra pequeñez" – subrayaba José Saramago en octubre de 1972, recordando que "[…] el circunloquio es penumbroso, el eufemismo se hace de arabescos que distraen los ojos y el entendimiento – pero las evidencias tienen que ser reconocidas como tal, donde quiera que se encuentren y por más desagradable que tengan la cara. No es prueba de amor desfigurar la verdad. De ceguera, sí. Y, como también dice un refrán que nuestros antepasados crearon, no hay peor ciego que aquel que no quiere ver…".

La conducta cívica de José Saramago es una biografía de la ética. El autor de Ensayo sobre la Ceguera jamás depuso las “armas”. Sus palabras, vivas con lucidez en llama, están más despiertas que nunca. Solo muere quien no vence el olvido. José Saramago permanece vivo en nuestra mente. Continua a construir caminos, incluso teniendo que hacerlos en el propio desierto, porque lo que está en causa es la recuperación de la independencia moral del país.

 

José Miguel Noras 

Economista,  Doctor en Historia Universidad de Lisboa

Santarém

Autoria e outros dados (tags, etc)

tags:

publicado por Fundación Saramago

Ha muerto un hombre grande y honesto

Viernes, 29.10.10

Marcelino Camacho era un imprescindible. Puso en marcha el sindicalismo moderno, que era algo más que una asociación para conseguir mejores convenios porque lo que pretendía era transformar el mundo. El mundo que es cada ciudad y cada país. El sindicato Comisiones Obreras nació de la dignidad de Marcelino Camacho, el hombre que enfrentaba a la policía franquista solo con su estatura, con la mirada franca, con sus palabras sin cinismo y tan verticales como él mismo. Pasó más de veinte años en las cárceles de Franco por considerar que tenemos derecho a reunirnos y a expresarnos. Por reivindicar una vida con todos los derechos y todos los deberes. Fue honesto y limpio sin sombra de duda. Fue amable y atento, cercano, amigo. José Saramago le profesaba respeto y devoción. Se encontraron varias veces y eran dos hombres caminando en la misma dirección. La Fundación Saramago lamenta la pérdida de un ser humano que ha contribuido a hacer más bueno este nuestro afligido planeta y da el pésame a todos sus amigos, hoy huérfanos de un ser realmente admirable y singular.
El mundo es, sin duda, hoy más pobre.

Pilar del Río

*

El histórico líder de Comisiones Obreras, Marcelino Camacho, ha fallecido este viernes de madrugada a los 92 años tras una larga enfermedad.

Defensor de las libertades y de los derechos de los trabajadores, Camacho llevaba ingresado en un hospital madrileño desde el pasado 26 de octubre, cuando entró gravemente enfermo. Su fallecimiento se produjo a las 1:30 horas.

El cuerpo de Marcelino Camacho fue trasladado a las 10:00 horas de la mañana a la sede del sindicato Comisones Obreras, donde se ha instalado la capilla ardiente. Allí permanecerá hasta las 11:30 horas del sábado, cuando su féretro se trasladará a la Puerta de Alcalá, donde habrá un acto de despedidaa las 12:30 horas. Su entierro será a las 14:00 horas del sábado en el Cementerio Civil.

"El dirigente obrero y comunista"

La Comisión Ejecutiva de CCOO ha lamentado, en un comunicado, la muerte de su primer secretario general, del que asegura que "contribuyó decisivamente a que CCOO sea hoy el sindicato más fuerte del país".

"Ha muerto Marcelino Camacho. El dirigente obrero y comunista, el representante más cualificado de los derechos de los trabajadores. Toda una vida dedicada a la causa de los más débiles, a la conquista de una sociedad más justa y solidaria", ha anunciado el sindicato.

CCOO ha recordado cómo tanto en la guerra, en el exilio, en la dictadura y en la libertad Camacho "siempre luchó al lado de los trabajadores" y por ello fue detenido varias veces y encarcelado durante varios años.

Destaca que Camacho contribuyó "decisivamente a transformar el primer sindicato del país". "Un sindicato que modernizó y transformó, a partir de una apuesta decidida y valiente por la autonomía sindical, autonomía que ya es la expresión de identidad más sólida de CCOO".

fjs

"Compromiso con la libertad"

Señala que "su compromiso con la libertad y el socialismo" le llevó a ingresar en el PCE, y "a protagonizar la lucha política y sindical con el mismo empeño y generosidad".

En 1985 formó parte del grupo que fundó IU, organización a la que perteneció hasta el final de sus días.

CCOO destaca que Marcelino Camacho era un hombre "abierto, firme, coherente y defensor de un sindicalismo de presión-negociación, que desde hace muchos años simboliza la estrategia del movimiento sindical".

"Marcelino Camacho estará siempre presente en el proyecto sindical de CCOO, en la reivindicación y en la propuesta, en la negociación y en la movilización. Nos ha dejado Marcelino Camacho, un hombre irrepetible", concluye.

14 años en prisión

Fue detenido el 24 de junio de 1972 en la reunión de la Coordinadora Estatal de CCOO y condenado a veinte años de prisión por dentro del conocido como sumario 1.001, juicio iniciado el día que mataron a Carrero Blanco, en diciembre de 1974.

Le fue rebajada esta sentencia por el Tribunal Supremo en febrero de 1975, a seis años, siendo puesto en libertad definitivamente en mayo de 1976. Así pues, pasó cerca de 14 años en las prisiones y campos de concentración. Camacho fue elegido secretario general de CCOO en 1978 y un año antes diputado por Madrid del PCE, cargo que revalidó en 1979, si bien acabaría dimitiendo por discrepancias con su partido antes de romper con la disciplina de voto.

El carismático sindicalista dirigió CCOO hasta 1987. De aquellos años destaca la primera huelga general convocada al gobierno de Felipe González en 1985. Cuando abandonó la dirección del sindicato, con Antonio Gutiérrez como sucesor, Camacho fue nombrado presidente honorífico, pero dimitió en 1996 por el distanciamiento del sindicato con el PCE.

PCE y CCOO

Hasta la fecha, Camacho había militado en el PCE y había conservado el carnet nº1 de CCOO. Además, posee la Gran Cruz del Mérito Civil, concedida por el Jefe de Estado, el 25 de junio de 1983; la Orden Lázaro Peña de primera clase, concedida por el Consejo de Estado de la República de Cuba, el 6 de julio de 1984; la Medalla de Oro de la FDGB de la República Democrática Alemana, el 26 de enero de 1988 y, la Orden de Primera Clase de la República Popular Búlgara, concedida por el Consejo de Estado, en enero de 1988.

El 18 de noviembre de 1988 obtuvo también la Orden del Mérito Constitucional. El 12 de enero de 1989, fue nombrado profesor honorario por la Universidad Complutense de Madrid.

En marzo de 2008, sus compañeros le rindieron un homenaje en el Auditorio de CCOO, que hoy recibe su nombre, un emotivo acto que finalizó con miles de afiliados a CCOO cantando a coro La Internacional.

Camacho compartió la mayor parte de su vida con su esposa, Josefina Samper, con la que se casó en 1948 y tuvo dos hijos, pero, sobre todo, se dedicó por entero a la lucha obrera y por las libertades, algo que él mismo plasmó en sus memorias 'Confieso que he luchado', publicadas en 1990.

Fuente: publico.es

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado por Fundación Saramago

90 años, 90 Palabras (64)

Jueves, 28.10.10

Parábola

 

¿Y si todos los votos fueran blancos?

¿Si un elefante cruza las mesetas nevadas por capricho de un rey?

¿Y si ya nadie atravesara las aguas del Leteo?

¿Si toda una ciudad es condenada a la ceguera, salvo una mujer?

La península ibérica se desprende de Europa y empieza a navegar por el Atlántico.

 

Verónica Aranda

Poeta y traductora
Madrid, España

Autoria e outros dados (tags, etc)

tags:

publicado por Fundación Saramago


Pág. 1/7





Destacados

Ver todas las noticias

Amigos de la Fundación José Saramago


Librería/Tienda de la Fundación José Saramago


Además


Sonidos de la Fundación


Blimunda


Serviço educativo



La Fundación
Somos lo que dice el documento José Saramago firmado en Lisboa el 29 de junio de 2007. Somos la Fundación José Saramago.
Más información | E-mail

Buscar

Pesquisar no Blog  

La Casa dos Bicos

La Casa dos Bicos, edificio del siglo XVI situado en la calle Bacalhoeiros, Lisboa, es el hogar de la Fundación José Saramago.

La Casa dos Bicos se puede visitar de lunes a sábado de 10h a las 18h (última entrada a las 17h30m).
Leer más


A Casa José Saramago en Lanzarote

La casa hecha de libros se puede visitar de lunes a sábado de 10h a las 14h30. También se puede caminar virtualmente, aquí.

Reciba nuestro boletín de noticias


#saramago no Twitter



Archivo mensual

  1. 2014
  2. J
  3. F
  4. M
  5. A
  6. M
  7. J
  8. J
  9. A
  10. S
  11. O
  12. N
  13. D
  14. 2013
  15. J
  16. F
  17. M
  18. A
  19. M
  20. J
  21. J
  22. A
  23. S
  24. O
  25. N
  26. D
  27. 2012
  28. J
  29. F
  30. M
  31. A
  32. M
  33. J
  34. J
  35. A
  36. S
  37. O
  38. N
  39. D
  40. 2011
  41. J
  42. F
  43. M
  44. A
  45. M
  46. J
  47. J
  48. A
  49. S
  50. O
  51. N
  52. D
  53. 2010
  54. J
  55. F
  56. M
  57. A
  58. M
  59. J
  60. J
  61. A
  62. S
  63. O
  64. N
  65. D
  66. 2009
  67. J
  68. F
  69. M
  70. A
  71. M
  72. J
  73. J
  74. A
  75. S
  76. O
  77. N
  78. D

TripAdvisor

Parceiros institucionais:

Parceiro tecnológico:

Granta