Saltar para: Posts [1], Pesquisa e Arquivos [2]

Em Português


El "antiamericano" Garzón tuvo especial seguimiento

Martes, 30.11.10

fjs

La Embajada de EE UU en Madrid tuvo en su punto de mira a la Audiencia Nacional y, sobre todo, a los jueces y fiscales que manejan asuntos que afecten a su país. Los documentos secretos revelan que uno de los magistrados con mayor marcaje era Baltasar Garzón, sobre todo ante la posibilidad de que iniciara procedimiento contra autoridades estadounidenses por torturas a presos en Guantánamo.

Garzón está hoy suspendido de funciones en tanto se le investiga por presunta prevaricación por declararse competente para investigar los crímenes del franquismo. En los últimos 20 años ha sido el azote de etarras, narcos e implicados en la guerra sucia de los GAL. Pasó fugazmente por la política al concurrir en 1993 al Congreso como número dos en la lista por Madrid que encabezaba Felipe González. Se hizo mundialmente famoso tras promover en 1998 la detención del ex dictador chileno Augusto Pinochet.

La preocupación de Washington se desató a raíz de que la policía española, por orden de Garzón, tramitara en 2004 una solicitud para interrogar a dos presos en Guantánamo (el libio Omar Amer Deghayes y el palestino Jamil Abdul Latif El Banna). Esta petición estaba relacionada con su investigación sobre Eddin Barakat Yarkas, Abu Dahdah, arrestado en España en noviembre de 2001. Abu Dahdah fue el presunto reclutador de ambos individuos y es muy importante dentro del terrorismo islamista, según el cable 14107. Garzón tenía abierto un proceso por pertenencia a Al Qaeda contra los dos presos mencionados, así como contra Hamed Abderrahman Ahmed, El talibán español, y Lahcen Ikassrien, a los que policías españoles habían ido a interrogar en Guantánamo.

El 13 de febrero de 2004, el Consejo de Ministros había aprobado el requerimiento de Garzón para extraditar a Deghayes y El Banna. Esta decisión coincidió con la entrega por Estados Unidos de El talibán español a la justicia española.

El limbo jurídico de Guantánamo

La actuación del magistrado intentando hurgar en el limbo jurídico de Guantánamo generó gran nerviosismo. No obstante, el Ejecutivo estadounidense le facilitó en esa misma época información que le permitió detener en octubre de 2004 a ocho supuestos islamistas que planeaban volar con explosivos la Audiencia Nacional. "Las detenciones estaban basadas en parte en información proporcionada por el Gobierno de Estados Unidos", recalca el cable confidencial 21797. El comentario con el que concluía esta nota diplomática señalaba que "estas detenciones han supuesto un significativo éxito tanto para el Gobierno de Estados Unidos como para Garzón", sobre el que remachaba que es "un juez particularmente agresivo al que le gusta el brillo". Esa redada fue el inicio de la Operación Nova, que concluyó en 2008 con la absolución por el Supremo de 14 de los 20 encausados.

Como el asunto de Deghayes y El Banna aún no estaba resuelto en septiembre de 2007, la embajada contactó con el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, quien explicó que tenía dudas sobre las pruebas que había contra los ex presos de Guantánamo que reclamaba Garzón. El informe de la embajada recuerda que este era el juez instructor de la causa en la que también habían sido procesados El talibán español y Lahcen Ikassrien. Ambos habían sido absueltos en 2006 porque, a pesar del interés de Garzón, ninguna prueba obtenida en Guantánamo tenía valor jurídico. Según la embajada, Garzón tuvo entonces "un día de protagonismo en la prensa criticando la existencia de Guantánamo" y opinaba que probablemente "no se lo pensaría dos veces para volver a obtener un éxito similar" (informe 122.552).

No parece casual que el embajador Eduardo Aguirre se viese en la Navidad de 2007 con el magistrado, quien admitió que "no siempre estaba de acuerdo" con los métodos antiterroristas de Estados Unidos. Garzón reflexionó sobre el caso del traficante de armas Monzer Al Kassar, pendiente de ser extraditado a Estados Unidos. Garzón opinó con acidez que Al Kassar "empezaría a cantar como un canario cuando estuviese bajo custodia norteamericana para alcanzar un acuerdo".

"No nos hacemos ilusiones con Garzón"

El comentario que la reunión con Garzón mereció al redactor del informe (firmado por el embajador Aguirre) fue: "Tiene una postura claramente antiamericana (como evidencian sus artículos de prensa criticando la existencia de la prisión de Guantánamo) y ciertamente no nos hacemos ilusiones con él" (cable 135369).

Los recelos sobre Garzón alcanzaron su punto álgido en 2009, cuando pretendió entablar proceso contra seis altos cargos de la era Bush en relación con seis presos de Guantánamo españoles o residentes en España (entre ellos, El talibán español). Ante este nuevo embrollo, la embajada volvió a pedir colaboración al fiscal Zaragoza.

En mayo de 2009, el juez abrió otra investigación por presuntas torturas a detenidos en Guantánamo. Y de nuevo la Embajada acudió a Zaragoza en busca de consejo. Este tranquilizó a sus interlocutores y planteó usar un ardid para cortocircuitar y avergonzar a Garzón: recordando que este había enviado años atrás a policías españoles para tomar declaración a unos presos en Guantánamo, sin tener en consideración las especiales circunstancias de su encarcelamiento y sin hacer nada cuando los presos llegaron a España y le hablaron de torturas (cable 205579).

En otros informes, la embajada recuerda artículos de prensa publicados por Garzón en los que fustiga al ex presidente José María Aznar , al ex primer ministro británico Tony Blair y al ex presidente George W. Bush , así como intervenciones en un documental en el que arremete contra la política de Estados Unidos y la existencia del limbo de Guantánamo.

Los papeles de la embajada revelan un curioso episodio relacionado con el magistrado: la negativa de Washington a asignar dos agentes secretos para darle escolta. Ocurrió en 2005, cuando fue a Nueva York para dar clases durante nueve meses sobre terrorismo. El Ejecutivo español le adjudicó dos guardaespaldas y solicitó otros dos al de Estados Unidos. Pero este rechazó tal solicitud escudándose en que carecía de personal porque tenía una "extrema demanda" de este tipo de agentes (cable 26932).

Garzón y otros compañeros han sido el objetivo de otra tenaz batalla diplomática para acabar con su "irritante" empeño en aplicar la jurisdicción universal. Sobre todo, ante los intentos de procesar a altos funcionarios de la Administración Bush. El Ejecutivo estadounidense dedicó muchos esfuerzos desde el año 2006 para impedir que España se convirtiera en "el guardián del mundo".

La jurisdicción universal que blandía la Audiencia Nacional era una pesadilla para Washington. Un informe sobre los vuelos de la CIA, que instruía el juez Ismael Moreno, alertaba: "Hemos comprobado que en casos similares los jueces españoles han protegido ferozmente su independencia y están dispuestos a abrir nuevos caminos sobre cuestiones de jurisdicción" (cable 91121). La embajada aconsejaba a mediados de 2009 que se presionara al influyente ministro Alfredo Pérez Rubalcaba con el asunto de Guantánamo haciéndole notar que "no es útil" para las buenas relaciones bilaterales. Por fin, el Parlamento español, tras las presiones israelíes por la apertura de un caso por crímenes en Gaza, aprobó en 2009 una ley que recortaba la jurisdicción universal.

Fuente: elpaís.com

*

La Fiscalía dijo a EE UU que evitaría que Garzón investigara Guantánamo

30/11/2010

fjsLa Embajada de Estados Unidos en Madrid ha desplegado en los últimos años importantes recursos para frenar o boicotear las causas judiciales abiertas en España contra políticos y militares estadounidenses presuntamente involucrados en casos de torturas en Guantánamo, crímenes de guerra en Irak o secuestros en los vuelos de la CIA. La legación diplomática estadounidense ha dejado constancia escrita de esa actividad en algunos de sus miles de documentos secretos, clasificados o reservados a los que ha tenido acceso EL PAÍS. El propio embajador entre los años 2005 y 2009, Eduardo Aguirre, nombrado por la Administración Bush, ha dirigido personalmente muchas de las presiones ejercidas sobre el Gobierno español o las autoridades judiciales españolas, pero de los informes secretos se desprende que EE UU contó con el apoyo de importantes contactos en España. Entre estos destacan los del fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, y varios fiscales de la Audiencia Nacional, especialmente su jefe, Javier Zaragoza.

"Se me está acabando la paciencia ante los comentarios tan desleales del PSOE y sus aliados sobre EE UU", advirtió Aguirre el 21 de marzo de 2007 a Carles Casajuana, entonces el principal asesor diplomático en La Moncloa y hoy embajador en Londres. Ese miércoles, los dos cargos más importantes de la embajada contactaron con autoridades españolas para frenar las críticas a EE UU en el cuarto aniversario de la invasión de Irak, como se recoge en los informes "confidenciales" de la legación fechados el 21 y el 23 de marzo de 2007.

El día 20, coincidiendo con manifestaciones en la calle contra la guerra de Irak, todos los grupos parlamentarios, salvo el del PP, habían pactado una proposición no de ley para condenar esa guerra "unilateral y al margen de la ONU". Ese mismo día, el juez Baltasar Garzón había publicado en EL PAÍS un artículo en el que abogaba por una investigación judicial sobre esa guerra. "650.000 muertos son un argumento suficiente para que esa investigación se aborde sin más dilación", argumentaba el magistrado al apuntar una eventual causa contra Bush y Aznar. José Blanco, secretario de Organización del PSOE, se había sumado a la idea -"alguien tiene que pagar las consecuencias de esa decisión y de ese horror", declaró- y el segundo de Aguirre recibió la orden de transmitir al dirigente socialista un aviso "similar" del descontento estadounidense, como se especifica en el documento "confidencial" del día 21.

La preocupación de la embajada por aquel clima político se sumaba a la que tenía en esos meses por la marcha de dos procesos judiciales abiertos en la Audiencia Nacional y que afectaban a intereses de EE UU: la muerte del cámara gallego José Couso en Bagdad el 8 de abril de 2003 por disparos de un tanque estadounidense, con su correspondiente querella presentada el 29 de mayo de 2003; y el traslado ilegal a Guantánamo de supuestos terroristas en aviones que hicieron escala en España, un caso que llegó a la Audiencia el 12 de junio de 2006.

En ambos casos, los informes secretos muestran que la embajada contó con buena información sobre la marcha de las causas judiciales y con la colaboración de autoridades del Gobierno, así como del fiscal general del Estado y los fiscales Javier Zaragoza y Vicente González Mota. Para conseguirlo, el embajador y colaboradores suyos presionaron a ministros y responsables de Exteriores o Justicia, visitaron a altos cargos de la Audiencia Nacional en sus propios despachos, se reunieron con jueces y utilizaron las visitas de políticos estadounidenses a España para intentar que los procedimientos judiciales naufragaran.

Torturas en Guantánamo

Similares actuaciones se han producido tras la apertura en 2009, también en la Audiencia, de un tercer procedimiento judicial por torturas en Guantánamo . En este caso, además, EE UU ha puesto de relieve la preocupación de Washington por la posible aplicación en España de la "jurisdicción universal" a la hora de enjuiciar crímenes cometidos en otros países. Así se pone de relieve, por ejemplo, en el documento "secreto" redactado el 26 de junio del año pasado con motivo de la visita a Madrid de Janet Napolitano, fiscal general de EE UU, ya con Alan D. Solomont como nuevo embajador nombrado por la Administración Obama: "Un tema reciente e irritante en las relaciones bilaterales se refiere a los esfuerzos de algunos jueces que invocan la jurisdicción universal para procesar a ex altos cargos del Gobierno de EE UU por su presunta implicación en torturas en Guantánamo".

En los tres casos judiciales ha habido colaboración de fiscales españoles con la embajada, siempre según los informes de la legación. A veces han informado con celeridad a la embajada de que pedirían el archivo de las causas, como hizo el fiscal Zaragoza el 14 de mayo de 2007 para anunciar al consejero político que se había opuesto al procesamiento de tres militares estadounidenses acusados de la muerte de Couso dictado por el juez Santiago Pedraz dos semanas antes. La noticia de tal recurso no apareció publicada hasta el 19 de mayo en varios periódicos, que coincidieron en asegurar que tal apelación la había presentado el fiscal Jesús Alonso el día anterior.

Zaragoza se reunió en su propio despacho con dos altos cargos de la embajada el 14 de abril del año pasado (cable "confidencial" del 17 de abril de 2009) para explicarles las claves del caso de Guantánamo. La noticia de ese encuentro, que se produjo solo tres días después de conocerse la existencia de la demanda, fue publicada en EL PAÍS el 18 de abril de ese año bajo este titular: "El fiscal rechaza investigar Guantánamo tras hablar con EE UU". La fuente era la cadena de televisión Cuatro.

En enero de 2007, el fiscal Vicente González Mota (considerado "estrictamente protegido" en esta mención) informó con antelación al agregado jurídico de la embajada que no se opondría a la petición del juez Ismael Moreno de desclasificar documentos del CNI sobre vuelos de la CIA porque estaba convencido de que en los mismos no había nada "incriminatorio" (informe "confidencial" del 1 de febrero de 2007).

Acertó González Mota, entre otras cosas porque esos documentos llegaron a la Audiencia unas semanas después llenos de tachaduras, como publicó EL PAÍS el 12 de marzo de ese año. Ese comentario atribuido al fiscal se produjo una semana antes de que el Consejo de Ministros acordara desclasificar los informes del CNI que fueron enviados a la Audiencia. Esa decisión del Gobierno se produjo el 9 de febrero de 2007.

Entorpecer actuaciones judiciales

En otros momentos, y siempre de acuerdo con las versiones recogidas en los informes de la embajada, los fiscales explican a diplomáticos estadounidenses cómo actuar para entorpecer actuaciones de los jueces. El 14 de abril del año pasado, el fiscal Zaragoza telefoneó a la embajada para contar que él haría todo lo posible para que el caso de Guantánamo no cayera en manos de Garzón, y sí del juez Ismael Moreno. Zaragoza contó que, si Garzón se empeñaba en quedarse con el caso, él mismo airearía que ese juez optó por no investigar nada al respecto cuando tuvo datos para hacerlo años antes (informe "no clasificado, solo de uso oficial" del 5 de mayo de 2009). La amenaza de Zaragoza quedó reflejada en EL PAÍS el 30 de abril de 2009, el día siguiente a la decisión de Garzón de abrir su propio caso sobre Guantánamo, en una información que concluía: "Fuentes de la Audiencia criticaron ayer la decisión de Garzón por considerar que en los últimos cinco años no investigó las torturas" que le había denunciado un preso de Guantánamo en 2004.

"No es fácil imaginar a este enamorado de la propaganda que es Garzón desconectado de la máquina de hacer titulares de prensa a menos que se le obligue a hacerlo", agregaba el diplomático americano autor de ese documento.

En un cuerpo tan jerarquizado como el del ministerio fiscal, Zaragoza estaba en línea con su máximo jefe, Cándido Conde-Pumpido. En un informe "confidencial" de la embajada fechado el 26 de enero de 2007, se cuenta que el embajador Aguirre y su adjunto se habían entrevistado el día anterior con el fiscal general "para pasar revista a las preocupaciones del Gobierno de EE UU sobre la deriva del caso Couso y para averiguar cómo planea reaccionar el Gobierno español ante las novedades judiciales de la causa". El documento añadía que Conde-Pumpido ("estrictamente protegido" en esta cita) les dijo que el Gobierno no podía hacer nada, pero que los fiscales "seguirían oponiéndose" a las órdenes de detención contra los tres militares estadounidenses implicados en la causa. La orden de detención había sido dictada tres días antes por el juez Santiago Pedraz.

Medio año después, el 18 de julio, Conde-Pumpido dijo al embajador Aguirre que él deseaba el archivo del caso Couso (documento "confidencial" del 19 de julio de 2007) y añadía: "En cuanto a los vuelos de la CIA, [el fiscal general] dijo que el caso continúa a su ritmo, pero que no cree que aporte ninguna sorpresa". El año pasado, y con respecto a la causa sobre Guantánamo, Conde-Pumpido declaró públicamente el 16 de abril que él no apoyaría la causa abierta por las torturas en esa base americana.

En febrero de 2007, la propia embajada hace el siguiente balance sobre los peligros que ve para el caso de los vuelos de la CIA: "Estamos menos preocupados por la importancia inmediata que tenga cualquier información desclasificada por el CNI o Defensa que por la aparente coordinación existente entre el juez Moreno (el instructor) y los fiscales alemanes del caso El-Masri (el alemán de origen libanés secuestrado por la CIA y que presuntamente pasó por el aeropuerto de Palma)". "Esta coordinación entre fiscales independientes complicará nuestros esfuerzos para que este asunto se gestione discretamente de Gobierno a Gobierno" (informe "confidencial" del 1 de febrero de 2007).

"Buenas relaciones"

Conde-Pumpido explicó ayer así a EL PAÍS sus relaciones con el embajador Aguirre: "La Fiscalía General del Estado siempre ha mantenido una buena relación con la Embajada de EE UU. Desde hace años tenemos un equipo conjunto con la fiscalía de EE UU que se reúne una vez cada seis meses para intercambiar información. Dentro de ese esquema de colaboración, y en ese contexto, a veces se han interesado por alguna información y nosotros se la hemos dado. Esa información siempre ha correspondido a la posición jurídica de la Fiscalía que ya figuraba en el procedimiento, era pública y se había expresado por escrito. Siempre fue a petición suya y se la ofrecimos como una información más y en ningún caso como una información reservada pues era la posición jurídica de la Fiscalía, que en el caso Couso consistía en que entendíamos que no había base para seguir adelante con el procedimiento. Así se lo trasladé. También le trasladé la necesidad de que el Gobierno de EE UU respondiera a las peticiones de información del juez porque, de lo contrario, le advertí que la respuesta del juez podría ser negativa para los intereses que ellos defendían. El embajador Aguirre me dijo que transmitiría ese mensaje".

La embajada también mantiene contactos con jueces españoles, aunque en los informes secretos figuran escasas referencias. Se recoge, por ejemplo, un encuentro en Madrid del director del FBI, Robert Mueller, con el juez instructor del 11-M, Juan del Olmo, el 9 de mayo de 2005. "Del Olmo", señala el informe "confidencial" fechado tres días después, "puede participar en el futuro en importantes investigaciones sobre terrorismo, lo que hace de él un importante contacto que merece la pena cultivar". De hecho, le preparan una visita a EE UU.

Los documentos también reflejan un encuentro del embajador Aguirre con Garzón el 14 de diciembre de 2007. El informe "confidencial" al respecto, redactado el 21 de diciembre de ese año, está encabezado con esta frase: "Encuentro del embajador con el famoso y controvertido juez Baltasar Garzón". Garzón aconsejó al embajador en esa entrevista, según el documento, que contactara también con otros jueces de la Audiencia como Santiago Pedraz, Ismael Moreno, Fernando Grande-Marlaska, Fernando Andreu y Juan Del Olmo.

El consejero jurídico, señala ese mismo informe, "ha intentado profundizar en las relaciones con los seis magistrados de la Audiencia con diferente grado de éxito". La nota incluye estos comentarios sobre Garzón: "Es una figura controvertida cuya ambición y afán de notoriedad no tiene rival". "No nos hacemos ilusiones sobre el tipo con el que estamos tratando", añade.

Un asunto muy grave

Las conexiones de la embajada con los fiscales de la Audiencia para tratar asuntos sensibles para EE UU han ido en paralelo a las mantenidas con el Gobierno de Rodríguez Zapatero. La ex vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, el ex secretario de Estado de Justicia Julio Pérez Hernández y los altos cargos de Exteriores Ángel Losada, ex secretario de Estado; Agustín Santos, ex jefe de Gabinete de Moratinos; o los directores generales Luis Felipe Fernández de la Peña o José Pons han sido algunos de los interlocutores del embajador y de sus colaboradores.

El primer colaborador de Aguirre, por ejemplo, llamó el 31 de marzo y el 1 de abril de 2009 a Agustín Santos y a Aurora Mejía, directora de Cooperación Judicial Internacional del Ministerio de Justicia, para trasladarles la opinión de EE UU sobre la apertura en la Audiencia del caso de torturas en Guantánamo. "El adjunto al embajador les puso de relieve que el asunto era muy grave para el Gobierno de EE UU y les pidió que tuvieran informada a la embajada de cualquier novedad" (informe "confidencial" del 17 de abril de 2009).

Dentro de la misma estrategia, el Gobierno de EE UU utiliza las visitas oficiales de personalidades del país para influir en los procesos judiciales abiertos en la Audiencia. Los senadores estadounidenses Judd Gregg y Mel Martínez llegaron a España, por separado, solo dos semanas después de abrirse la causa de Guantánamo. Ambos fueron explícitos en sus protestas en los encuentros que mantuvieron en Exteriores. Martínez espetó el día 15 de abril de 2009 al entonces secretario de Estado Ángel Lossada que esa investigación judicial "no sería entendida ni aceptada en EE UU y que tendría un enorme impacto en las relaciones bilaterales" (informe "confidencial" del 17 de abril de 2009).

Losada respondió al senador que "el Gobierno español comunicaría a Conde-Pumpido que la postura oficial de la Administración era que el Gobierno no estaba de acuerdo con la Audiencia" en la causa por torturas en Guantánamo. Dos días después de esa entrevista, el fiscal general declaró públicamente que la causa abierta era "fraudulenta".

Un mes más tarde, y en un documento "confidencial" fechado el 14 de mayo, se informó de que el fiscal de la Audiencia había recurrido la acusación de "crímenes contra la comunidad internacional" contra tres militares estadounidenses por el caso Couso y añadía: "El adjunto al director general de Política de Defensa comunicó la semana anterior a la embajada que su ministerio apoya totalmente la posición oficial norteamericana".

Visita Condoleezza Rice

En la primavera de 2007, y dentro de los preparativos para la visita a España de Condoleezza Rice, la legación diplomática le envió con antelación un documento fechado el 25 de mayo de ese año en el que advertía a la entonces secretaria de Estado: en el encuentro que tendrá el 1 de junio con Moratinos, "usted debería destacar la constante preocupación del Gobierno de EE UU sobre la causa abierta contra tres militares acusados de crímenes de guerra por la muerte del cámara español José Couso en el Hotel Palestina en 2003 [Rice y Aguirre negaron en público haber tratado el problema en sus entrevistas con Moratinos o Zapatero]. Queremos una continua vigilancia y cooperación por parte del Gobierno español hasta que el caso sea archivado".

El documento destacaba que el Gobierno español estaba ayudando en el caso Couso. El 30 de abril, Aguirre se vio con la vicepresidenta Fernández de la Vega, quien, tras destacar la independencia de los jueces, "le aseguró al embajador que ella estaba muy implicada en el seguimiento del caso, al que prestaban atención los más altos cargos del Gobierno español" (informe "confidencial" del 14 de mayo de 2007). De la Vega señaló al embajador que "una de las opciones que se estaba sopesando era la de presentar un recurso" (informe "no clasificado" fechado el 11 de mayo de 2007).

El presidente José Luis Rodríguez Zapatero prometió el 7 de febrero de 2007 en una sesión de control en el Congreso que el Gobierno facilitaría a la Audiencia "toda la información" sobre los vuelos de la CIA y que el Ejecutivo tenía "la mayor voluntad y disponibilidad de colaboración con la justicia". Fue dos días después cuando el Consejo de Ministros decidió desclasificar los documentos del espionaje español sobre el caso. El CNI, dependiente de Defensa, remitió media docena de documentos. No solo estaban llenos de tachaduras -se habían borrado hasta los nombres de hoteles de Palma donde se hospedaban los americanos de paso hacia Guantánamo-, sino que se limitaban a analizar viejas informaciones de prensa sobre el tema. En un documento se precisa que no hay dato alguno "que suponga vinculación directa de los aviones con organismos oficiales de EE UU". O sea, que el CNI descartaba a la CIA.

Tras la protesta del embajador Aguirre a La Moncloa a través del embajador Casajuana, este le devolvió la llamada la noche de aquel 21 de marzo de 2007 para transmitirle el contenido de su conversación con Zapatero. "Dijo que Zapatero entiende las preocupaciones del Gobierno de EE UU y que intentará aportar moderación a los dirigentes del PSOE. Zapatero agregó que apreciaba los esfuerzos del Gobierno de EE UU para permanecer al margen del debate político y que trabajará para que EE UU siga fuera de ese debate. En definitiva, el mensaje es que Zapatero no echará leña al fuego" (informe "confidencial" del 23 de marzo de 2007).

Fuente:elpaís.com

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado por Fundación Saramago

'José y Pilar', un documental que muestra al Saramago más íntimo, abre el Festival de Cine de Ronda

Lunes, 29.11.10

José y Pilar, película íntima sobre el escritor, abre el festival de Ronda.

fjsDijo José Saramago que "todo puede ser dicho de otra manera". Claro está que en ese todo también cabía su propia vida, y contarla de un modo que acabara con las ideas preconcebidas fue el propósito que llevó al documentalista portugués Miguel Gonçalves a hacer una película sobre el Premio Nobel de Literatura fallecido hace cinco meses. "No entendía cómo una persona que escribía las cosas que escribía, con tanta sensibilidad, y que construía personajes de tanta humanidad podía tener la imagen de ser tan duro, tan inflexible", cuenta el director cinematográfico que se confiesa admirador de Saramago desde la adolescencia.

El fruto de este propósito, la película José y Pilar, se estrenó ayer en Ronda en la sesión inaugural de la primera edición del Festival Internacional de Cine Político. El documental se adentra en la intimidad de Saramago, en el proceso creativo, en la preparación de sus actos públicos, y en su relación con Pilar del Río, su esposa que fue también su compañera de trabajo y que, como refleja la película, su complicidad jugó un papel esencial en todos los ámbitos de la vida de Saramago. "Se llega a formar una sola identidad", dijo el realizador.

"José no era una figura que se prestara a los medios de comunicación, pero en la película se ve que no perdió nunca su forma de ser ante la cámara", explicó el juez Baltasar Garzón, que presentó la película "en calidad de amigo y de lector y seguidor de Saramago", y que en palabras de Pilar del Río compartía con Saramago la cualidad de "persona honesta e insobornable". Garzón participó con Saramago en numerosos actos en favor de los derechos humanos y de los valores democráticos, especialmente en América Latina.

Garzón resaltó, dentro de la "delicadeza impresionante" que atribuye a la película, "lo conmovedor que resulta ver cómo Saramago se proyecta en sus últimas obras, su dedicación a la escritura y su amor y compenetración con Pilar".

José y Pilar es el primer largometraje con el que Miguel Gonçalves, de 32 años, salta a los circuitos comerciales. Hasta ahora ha cultivado esencialmente el género documental, y es autor de algunas cintas "de culto", según Pilar del Río. Pero para la película sobre Saramago, para romper las ideas preconcebidas y las aristas que sobre todo en Portugal envolvían la imagen del escritor, Gonçalves quiso "huir del documental al uso, y hacerla como si fuera una película de ficción, contar una historia, con su nudo y su desenlace", explica.

"Es la historia de un escritor que va a escribir un libro, y enferma durante este proceso, y cuenta todo lo que ocurre, todo lo que vive hasta que lo culmina", relata. El libro en cuestión es El viaje del Elefante, publicado en 2008. Se llegaron a rodar 240 horas durante cuatro años, principalmente en la casa de José y Pilar en Lanzarote, pero la cámara le siguió también en numerosos viajes por todo el mundo, y filmó la preparación de actos literarios y políticos. Gonçalves ha tardado año y medio en montar la película.

Saramago murió dos años después de que acabara el rodaje. Y eso añade a la película una nueva perspectiva al propósito inicial de su director. "Nunca antes de hacer la película podíamos pensar que fuera necesaria, pero ahora sabemos lo importante que es para desgracia de los amigos y de las personas que estábamos cerca, y afortunadamente para los espectadores van a poder asistir a un periodo precioso por su laboriosidad y por su intensidad, que fueron sus últimos años".

El valor del filme, para Pilar del Río es mostrar al Saramago auténtico y que no había varios distintos. "Va a mostrar al Saramago íntimo y humano. Era una persona que no tenía contradicciones, era tal como escribía, riguroso, austero, tenía un gran sentido del humor. Pero también era tímido y retraído, las reuniones sociales le molestaban y la timidez le hacía mostrarse como un ser lejano". También Garzón enfatizó que Saramago aunaba su compromiso y su rigurosidad con un acentuado sentido del humor "cáustico e irónico".

El título definitivo de la película se debe al propio Saramago. En principio se iba a nombrar Unión Ibérica, que, según el director, era una "metáfora" de la figura del escritor portugués afincado en Lanzarote, unido por amor y trabajo a una española y reconocido, entre otras distinciones, como Hijo Predilecto de Andalucía. Pero la polémica desatada en Portugal por unas declaraciones de Saramago sobre su deseo de que en un futuro España y Portugal estuvieran unidas en un estado federal aconsejó cambiar el título para evitar interpretaciones erróneas. Saramago sugirió el título definitivo, que al director ha acabado pareciéndole "mas honesto" porque "refleja mejor la realidad". "Todo el mundo conoce a esta pareja como José y Pilar". "Según el título soy aparentemente la mitad de la película, pero ya verán que es bastante menos", avisó Pilar del Río antes del estreno.

Fuente: elpaís.com

*

'José y Pilar', un documental que muestra al Saramago más íntimo, 
abre el Festival de Cine de Ronda

El Festival de Cine Internacional de Ronda (Málaga) ha tenido este sábado como acto inauguralfjs un homenaje a la figura del escritor y Premio Nobel de Literatura en 1998 José Saramago. El reconocimiento tuvo lugar a través de la proyección del documental 'José y Pilar', del portugués Miguel Gonçalves Mendes, en la que estuvo presente la viuda del literato, la periodista granadina Pilar del Río.

El Festival de Cine Internacional de Ronda (Málaga) ha tenido este sábado como acto inaugural un homenaje a la figura del escritor y Premio Nobel de Literatura en 1998 José Saramago. El reconocimiento tuvo lugar a través de la proyección del documental 'José y Pilar', del portugués Miguel Gonçalves Mendes, en la que estuvo presente la viuda del literato, la periodista granadina Pilar del Río.

Del Río ha afirmado que la película le ha gustado mucho porque "muestra una parte de mi vida que pasé junto a una persona maravillosa". La obra también fue del agrado del escritor, recientemente fallecido, que tuvo la oportunidad de verla en su fase de posproducción. "Durante el rodaje pensaba que no le iba a interesar a nadie, pero el resultado le sorprendió mucho", ha señalado su mujer.

Sobre el proceso de filmación de la cinta, en la que el equipo de grabación acompañó al matrimonio durante tres años, ha explicado que no le resultó difícil acostumbrarse a la situación, ya que "eran de toda confianza". Además, ha asegurado a Europa Press que en ese tiempo no cambiaron "ni un hábito".

La decisión de mostrar su intimidad al mundo se debió, según ha declarado, a la insistencia del director, quien estuvo "más de siete años" llamando y enviando correos electrónicos a la pareja para que accediera. No obstante, ha subrayado que siempre tuvieron claro "lo que había que mostrar y lo que no", ya que el tema central era "la relación profesional entre ambos, sin ningún tipo de morbo".

Sobre la muerte del escritor, su viuda, que también se convirtió en la traductora de su obra y la persona que organizaba su agenda en los últimos años, ha indicado que "se fue con toda la naturalidad del mundo", una actitud que mantuvo durante toda su vida.

Precisamente, la película hace una reflexión sobre el paso del tiempo y la cercanía de la muerte. "Siempre decía que la muerte sólo era la diferencia entre estar y no estar", ha resaltado.

En los últimos días de su vida, Saramago seguía teniendo la coherencia de la que hizo gala durante toda su carrera, según Del Río. "Tuvo la lucidez que no tienen los jefes de Estado en sus cumbres", ha apuntado.

Baltasar Garzón

El juez Baltasar Garzón, que ha sido el encargado de presentar el documental 'José y Pilar', ha calificado a Saramago como "un luchador convencido de las causas justas"; más aún, "un pesimista impenitente" y ha alabado esta característica, ya que "el mundo no lo cambian los optimistas", ha sentenciado.

En relación con el compromiso político que siempre mantuvo Saramago, ha señalado que "si viviera, lloraría" por la situación del pueblo saharaui y por los que "vuelven la cabeza al problema".

También tuvo palabras para la viuda del escritor: "Pilar es la palabra que más aparece en la película", refiriéndose a la estrecha relación que mantenía el matrimonio, unido a Garzón por una amistad de varios años.

La película, que se estrena en España, muestra "la comunidad y la amistad" de dos personas que trabajaron "hombro con hombro". Además, el juez ha destacado el hecho de que el literato siempre dedicara sus obras a su esposa desde que se conocieron.

En la inauguración del Festival Internacional de Cine de Ronda, dedicado al cine político, Garzón ha asegurado que este tipo de eventos son "absolutamente convenientes" y ha apuntado que estas películas ponen "un punto crítico en una profesión a la baja en la que parece que todo vale".

Se ha referido especialmente a las obras centradas en "las zonas opacas" de la política como la corrupción. "Si ese cine está bien hecho, puede llevar a la población a plantearse la situación", ha afirmado, frente al cine comercial, "de ordenador y masacres inventadas".

Preguntado acerca de si cree que algún día se hará una película sobre él, el juez ha declarado que "material hay, se pueden poner las botas si quieren". También ha reconocido que, al margen de su trayectoria profesional, su vida sigue interesando, "aunque esté en el paro".

Fuente: Que.es

*

"José y Pilar", el Saramago más íntimo
Ideal.es

*

"Saramago murió abriéndonos los ojos"
Entrevista de Pilar del Río, Málaga Hoy

*

Pilar del Río, presidenta de la Fundación José Saramago:
«Todo el cine es político, ya sea para ennoblecer o para embrutecer»
Entrevista de Pilar del Río, Sur.es

 

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado por Fundación Saramago

Wikileaks y los mandarines

Lunes, 29.11.10

Hace días el mundo se ha conmocionado. Wikileaks revela una serie de informaciones quefjs dinamitan la trama informativa en la que vivimos. Inicialmente me deja perplejo contemplar cómo las altas instancias gubernamentales viven en un nivel de realidad en el que todo importa menos la verdad, la justicia y la transparencia. Después me pregunto qué es lo que hemos hecho mal, como colectividad de personas, para tolerar este tipo de comportamientos. Sin embargo, debería darme cuenta de que los que detentan el poder han sufrido una mutación en sus mentes. Quiero decir, han dejado de pensar como todos nosotros, como las personas que viven y sufren, como los trabajadores que se levantan de sol a sol para propiciar pan a sus familias o como la familia Couso.

Ellos, los que manejan el aparato del poder, están fuera de nuestras redes cívicas: se han situado en un parnaso donde el control está fuera de la vista pública, aparte del buen flujo que una comunidad genera. Viven enajenados en lo que podríamos llamar El Poder. Son, de hecho, El Poder. Sus mentes se han acostumbrado tanto a eso que ya no distinguen entre la verdad y la mentira, entre el bien y el mal. Son solo sombras de lo que eran antes de empezar su gira en la ascendente carrera política.

Es obvio ver aquí una distinción fundamental: por un lado, la gente común, los que vivimos en la calle y convivimos entre nosotros, la base de la sociedad (tal vez un 80%); mientras que por otro lado están (como algún día oí llamarlos a José Saramago) "los mandarines", los que han dejado de ser personas y se comportan como si el mundo fuese suyo. ¿Alguien se acuerda de Chaplin jugando con la bola del mundo? Ellos, los mandarines, nos han acostumbrado tanto a sus fechorías que, al final, nosotros nos olvidamos que por detrás están drenando nuestra energía, nuestro control y nuestra fuerza. Ellos son los que impiden que una sociedad avance y cambie. Sin embargo, y no lo olvidemos, al final es la gente, el pueblo quien tiene la última palabra. Y eso habría que recordárselo. Una sociedad solo avanza en la transparencia, la justicia y la verdad.- Elías de Vega. Rianxo, A Coruña.

Como periodista, el caso Wikileaks me demuestra quizá la verdad más escabrosa para quienes ejercemos esta profesión: la existencia de una versión oficial y de otra extraoficial.

El solo hecho de que coexistan ambas versiones, contrastadas con frecuencia en el mundo de la política, del Gobierno y la diplomacia, nos advierte algo terrible: si existe una versión extraoficial se debe a que casi siempre la versión oficial miente.

Durante mis años de ejercicio del periodismo político en Chile, en el diario El Mercurio, me tocó comprobar con frecuencia esta aseveración. Mientras las fuentes tratan de vendernos a los medios sus versiones oficiales, nuestro deber como periodistas es obtener la extraoficial, la versión incómoda, molesta, la políticamente incorrecta; la que en casi el 100% de los casos es la verdadera, pero que no se dice, sino que se oculta o se disfraza. En otras palabras, se miente. Esta es la dura verdad. Si los Gobiernos o instituciones no mintieran o disfrazaran las informaciones, no existirían dos versiones. Siempre habría una: la verdadera.- Bruno Ebner. Corresponsal del diario El Mercurio de Chile. Madrid.

Nadie duda de que José Couso fue asesinado en el ejercicio de su profesión por tres soldados americanos. Hasta aquí todos de acuerdo, incluido el Gobierno. Debo reconocer que ver a sus responsables -el sargento Thomas Gibson, el capitán Philip Wolford y el teniente coronel Philip de Camp- entrando por la Audiencia Nacional para rendir cuentas ante el juez Santiago Pedraz me parecería pura ciencia-ficción, pero tener que tragarnos que su impunidad la suscriben ministros y fiscales españoles es un exceso de realismo. Y no consuela constatar en esos miles de cables la sumisión de todos los Gobiernos ante el Imperio. Sigue doliendo igual, y preferiría que el nuestro reconociera en voz alta su impotencia a que se ofrezca a dar explicaciones en privado a la familia Couso -¡como si a los demás no nos incumbiera el caso!-. Si no se asumen responsabilidades en este asunto su autoproclamada inmunidad los igualará a los soldados americanos y los hará cómplices de un crimen que no deberíamos olvidar. ¿De qué pasta esta hecha esta clase política que no se siente obligada a rendir cuentas?

En el otro extremo, 200 sitios actúan hoy como espejo de Wikileaks, garantizando nuestro derecho a saber la verdad. Ojalá sigan haciéndolo y ojalá también conozcamos, la conversación entre Moratinos y Tzipi Livni sobre la rebaja de la legislación española en materia de jurisdicción universal, que ponía en peligro a siete altos cargos israelíes. Tal como está el percal, ¿qué hace una con su voto en 2012 si quiere un Gobierno de izquierdas en este país.

Ana Sánchez, Barcelona
elpaís.com 

*

Información transparente contra el secretismo de los Gobiernos

29/11/10

fjsSi de algo podemos dar testimonio los periodistas es de cómo a lo largo de los últimos años la información, las noticias, nuestro trabajo, se ha ido haciendo cada día más difícil debido a la opacidad, la falta de transparencia, el gusto por el secretismo y la creciente capacidad de manipulación de los datos exhibida por organismos oficiales y entidades privadas. En algunos países se ha intentado poner freno a ese tsunami a través de leyes que obligaran a los organismos oficiales a difundir parte de la información de que disponen o que manejan, las llamadas Freedom Information Acts (inexistente todavía en España). Aun así, millones de documentos han quedado fuera de esas leyes al aplicárseles, muchas veces de manera rutinaria y poco razonada, la categoría de "clasificados" o de "secretos".

La aparición de Wikileaks ha venido a cambiar radicalmente ese panorama. Creada en 2006 y presidida por el australiano Julian Assange, tiene por objetivo proporcionar a los ciudadanos noticias e informaciones importantes que consigue gracias a filtraciones a las que, mediante un imponente esfuerzo tecnológico, ofrece total anonimato. Personas que tienen acceso a informaciones que consideran de relevante interés público pueden ahora depositarlas en una "caja electrónica" que garantiza una total protección de la fuente. Pero Wikileaks no se limita a recoger esa información y lanzarla después a la web, sino que la somete a un serio escrutinio para verificar su autenticidad y, posteriormente, a la investigación de periodistas que trabajan de acuerdo con principios profesionales y éticos y que se encargan de su comprobación y análisis, facilitando la comprensión y el contexto de todo ese material inicial. Los responsables de Wikileaks y los periodistas que acceden a esas informaciones están comprometidos profesional y voluntariamente a eliminar o posponer detalles que puedan poner en peligro la vida de personas o la integridad de las fuentes.

La primera gran filtración de Wikileaks fue el vídeo que demostró cómo soldados norteamericanos mataron a un fotógrafo de Reuters, a su ayudante y a nueve personas más, sin que en ningún momento ninguno de ellos hubiera hecho el menor gesto que pudiera ser interpretado como una amenaza por la tripulación del helicóptero agresor. La agencia Reuters había pedido reiteradamente ese vídeo, sin que las autoridades competentes hubieran aceptado la obligación de proporcionarlo.

Poco después, el 25 de junio de este año 2010, los diarios The New York Times, The Guardian y Der Spiegel difundieron un conjunto de informaciones relacionadas con 92.000 documentos sobre la guerra de Afganistán facilitados por Wikileaks, y el 22 de octubre se hicieron públicos casi 400.000 documentos del Departamento de Defensa de Estados Unidos relacionados con la guerra de Irak, entre el 1 de enero de 2004 y el 31 de diciembre de 2009. Por primera vez, se constató que las autoridades norteamericanas conocían el uso sistemático de la tortura, que las víctimas en Irak se cifraban oficialmente en 109.032 muertos y que el 63% eran civiles.

La principal acusación que se formula siempre contra periodistas y medios que publican documentos clasificados como secretos por los Gobiernos de países democráticos es que se pone en peligro la vida de personas, o la propia seguridad del Estado. Fue la misma acusación que se formuló contra el New York Times o The Washington Post cuando publicaron, en 1973, los famosos Papeles del Pentágono, el exhaustivo análisis encargado por el propio secretario de Defensa Robert McNamara sobre la implicación de Estados Unidos en el conflicto de Indochina.

En aquella ocasión, el Tribunal Supremo norteamericano emitió una sentencia histórica, apoyando el derecho de publicación y afirmando que era la Administración la que debía demostrar en cada caso y en cada artículo que existía realmente ese riesgo. "Todo sistema de censura previa del que conozca este tribunal tiene una fuerte presunción de estar viciado de inconstitucionalidad", afirmaba el TS. Ninguna de aquellas informaciones publicadas por el NYT o por el WP puso nunca en peligro la vida de personas, ni la seguridad nacional de un Estado democrático. En aquel caso, como en los suscitados ahora por las filtraciones de Wikileaks, ocurrió exactamente lo contrario. La información ayudó a salvar vidas inocentes y a mejorar la salud de las democracias fortaleciendo su transparencia y su responsabilidad.

"La publicación [de estas informaciones] mejora la transparencia, y esa transparencia crea una mejor sociedad para todo el mundo. Una mejor vigilancia permite reducir la corrupción y hacer más fuertes a todas las instituciones de la sociedad, incluidos los Gobiernos, corporaciones y todo tipo de organizaciones. Unos medios periodísticos vibrantes, sanos e inquisitivos desempeñan un papel vital en alcanzar esos objetivos. Somos parte de esos media", asegura la carta de presentación de Wikileaks. Quienes participamos ahora de esta historia compartimos la creencia de que los medios de información responsables deben intentar no solo responder a las preguntas que se hacen los ciudadanos, sino, sobre todo, ayudarles a formular las preguntas correctas, esenciales precisamente para su comportamiento cívico. La primera de esas preguntas es siempre: "¿Quién decide por mí? ¿Cómo ha llegado a esta decisión? ¿Qué datos maneja y que objetivos persigue en mi nombre?". La nueva filtración de Wikileaks supone un gran avance en ese aprendizaje.

Soledad Gallego Díaz
elpaís.com 

 

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado por Fundación Saramago

Festival Internacional de Cine de Ronda con "José e Pilar"

Viernes, 26.11.10

fjsTodo el cine es ideológico, toda película contiene una interpretación de la historia; no obstante hay gentes, incluso críticos, que oyen hablar de cine social o político y sacan las pistolas. El término no está de moda. Sin embargo, en la malagueña ciudad de Ronda comenzará mañana un nuevo festival bajo el lema Cine político para el siglo XXI, que reunirá a cineastas, políticos y analistas que en torno a un buen número de películas recientes van a discutir su significación. Un premio a Ken Loach y Paul Laverty; una mesa redonda sobre quién maneja los hilos en el mundo de hoy; un homenaje a José Saramago presentado por Baltasar Garzón, seguido del estreno de un documental sobre el Nobel producido por los hermanos Almodóvar; películas actuales a concurso, documentales, cortos... Se trata de una propuesta original y necesaria, que coincide con otra de tipo análogo que se organizará en Buenos Aires en marzo del próximo año. Algo flota en el ambiente para que en lugares tan distantes surjan iniciativas similares.

Que en Ronda estén enterradas las cenizas de Orson Welles da al festival una dimensión cinematográfica singular, precisamente ahora que acaban de cumplirse 25 años de la muerte del genio cuyas películas Ciudadano Kane, El proceso, Sed de mal, El extraño o Mr. Arkadin nadie negaría que tienen intención de denuncia política. Pero ahora, más que mirar al pasado, a los organizadores del festival les interesa concentrar sus energías en el aquí y ahora. Con pocos medios económicos pero con entusiasmo incombustible, se inicia este nuevo certamen, que ojalá tenga feliz continuidad.

Página del Festival de Ronda

Fuente: elpais.com

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado por Fundación Saramago

Moby Dick em Lisboa

Jueves, 25.11.10

Portugal:

fjs

Sociedade Parque EXPO 98 S.A

1996- Colecção 98 Mares - Expo'98

As crónicas publicadas neste livro foram extraídas de:

Deste Mundo e do Outro - Ninguém se Banha Duas Vezes no Mesmo Rio, A Ilha Deserta, Um Encontro na Praia, e Os Navegadores Solitários;

A Bagagem do Viajante - De Quando Morri Virado ao Mar e Moby Dick em Lisboa.

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado por Fundación Saramago

Contra los malos tratos

Jueves, 25.11.10

Yo me pronuncio!

Palabras de José Saramago, pronunciadas en Granada en 2005, ante el Presidente del Gobierno de España, J. L. Rodriguez Zapatero
y del entonces Presidente del Gobierno Andaluz y hoy Vicepresidente del Gobierno de España, Manuel Chavez

fjs

Gonçalo M. Tavares; José António Pinto Ribeiro; Vasco Graça Moura; Fernando Gómez Aguilera
João de Melo; Jorge Vaz de Carvalho; Zeferino Coelho; Manuel Alberto Valente
Carlos Reis; António Guerreiro; José Oliveira;Miguel Oliveira da Silva
Pedro Lamares; Danilo Matos; José Miguel Noras; Isaías Gomes Teixeira
Rui Godinho; Tiago Morais Sarmento; Artur Guerra; Jaime Ramalho;
José Campino; Gonçalo Marcelo; Miguel Gonçalves Mendes; Sérgio Machado Letria
José Barata-Moura; Paulo Piteira 

Contra los malos tratos, yo me pronuncio
eupronunciome@josesaramago.org

Esta es la dirección a la que puede mandar su compromiso: Basta la frase y su nombre. Con eso sabremos cuántos somos
tratando de erradicar de una vez por todas este terrorismo que tanto daño hace a personas y a la sociedad en general.

Dormir con el enemigo es una pesadilla diaria para millones de mujeres. Aterrorizadas durante el día y la noche, no encuentran fuerzas para escapara de esa situación. Para algunas, la salida es la muerte, asesinadas por aquellos que la sociedad llama "sus compañeros". Para otras no existe puerta, vivirán permanentemente sumidas en el terror. La situación de dominio y de prepotencia es tan grave, tan canalla, que la ONU ha decretado el 25 de noviembre como Día Internacional contra los malos tratos que sufren las mujeres. Es una forma más de llamar la atención para un problema que se resolverá, en el futuro, con educación, introduciendo en la gente más joven los conceptos morales de igualdad y respeto que tantos parecen desconocer. Hombres e instituciones.

Hoy, siguiendo una pauta establecida hará seis años por José Saramago, que convocó a los hombres a manifestarse públicamente si de verdad desaprueban el terrorismo machista, la Fundación que lleva su nombre lanza una campaña de concienciación y de colaboración con quienes ya están trabajando para eliminar este problema "que", según Saramago, "es de los hombres, las mujeres aquí son las víctimas, no son ella quienes deben solucionarlo, sino quienes lo vienen ocasionando a lo lago de los tiempos, con tantas víctimas, tanto dolor, tanta  corrupción moral", dijo José Saramago en Sevilla. Por eso pedimos a los hombre, sólo a los hombres, que se pronuncien, que digan no a los malos tratos alto y fuerte, a ver si paramos la mano que se levanta para abofetear, la palabra que humilla, el cuchillo que se va a clavar en un corazón tantas veces vejado.

Las firmas recogidas en papel, en esta tarjeta roja que mostramos contra los malos tratos, así como las electrónicas, serán entregadas en la Asamblea de la República a finales de año. Sean las que sean, dependerá del alcance de nuestra voz y de la disposición de los portugueses. Pediremos a nuestros representantes que legislen pensando en las víctimas, no en normas caducas. Y que en los planes de enseñanza se introduzca el valor del respeto y de la igualdad, normas básicas para alcanzar la madurez cívica. Sólo desde la educación y la cultura se acabará con esta lacra social, con este crimen. Y, mientras tanto, atención primorosa a las víctimas, medidas severas contra los agresores, solidaridad para denunciar las situaciones de abuso que se conocen y que un falso sentido del respeto hace ocultar y también, que la policía, los juzgados y los medios de comunicación tomen las medidas necesarias para estar preparados a la hora de abordar este delicado problema, tantas veces caricaturizado o minimizado, de ahí que se haya introducido en muchos la idea de que la víctima tiene parte de responsabilidad, sin darse cuenta de que pensar así es ya ser cómplice de malos tratos. 

Contra los malos tratos, yo me pronuncio
eupronunciome@josesaramago.org

Esta es la dirección a la que puede mandar su compromiso: Basta la frase y su nombre. Con eso sabremos cuántos somos
tratando de erradicar de una vez por todas este terrorismo que tanto daño hace a personas y a la sociedad en general.

Descargue su tarjeta roja

*

Dia Internacional da Eliminação da Violência contra a Mulher
Organização das Nações Unidas

*

Quatro em cada 10 mulheres com mais de 60 anos sofreram algum tipo de abuso no último ano
Jornal Público

*

Milhares de Tarrafais
Daniel Oliveira, in Arrastão 

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado por Fundación Saramago


Pág. 1/4





Destacados

Ver todas las noticias

Amigos de la Fundación José Saramago


Librería/Tienda de la Fundación José Saramago


Además


Sonidos de la Fundación


Blimunda


Serviço educativo



La Fundación
Somos lo que dice el documento José Saramago firmado en Lisboa el 29 de junio de 2007. Somos la Fundación José Saramago.
Más información | E-mail

Buscar

Pesquisar no Blog  

La Casa dos Bicos

La Casa dos Bicos, edificio del siglo XVI situado en la calle Bacalhoeiros, Lisboa, es el hogar de la Fundación José Saramago.

La Casa dos Bicos se puede visitar de lunes a sábado de 10h a las 18h (última entrada a las 17h30m).
Leer más


A Casa José Saramago en Lanzarote

La casa hecha de libros se puede visitar de lunes a sábado de 10h a las 14h30. También se puede caminar virtualmente, aquí.

Reciba nuestro boletín de noticias


#saramago no Twitter



Archivo mensual

  1. 2014
  2. J
  3. F
  4. M
  5. A
  6. M
  7. J
  8. J
  9. A
  10. S
  11. O
  12. N
  13. D
  14. 2013
  15. J
  16. F
  17. M
  18. A
  19. M
  20. J
  21. J
  22. A
  23. S
  24. O
  25. N
  26. D
  27. 2012
  28. J
  29. F
  30. M
  31. A
  32. M
  33. J
  34. J
  35. A
  36. S
  37. O
  38. N
  39. D
  40. 2011
  41. J
  42. F
  43. M
  44. A
  45. M
  46. J
  47. J
  48. A
  49. S
  50. O
  51. N
  52. D
  53. 2010
  54. J
  55. F
  56. M
  57. A
  58. M
  59. J
  60. J
  61. A
  62. S
  63. O
  64. N
  65. D
  66. 2009
  67. J
  68. F
  69. M
  70. A
  71. M
  72. J
  73. J
  74. A
  75. S
  76. O
  77. N
  78. D

TripAdvisor

Parceiros institucionais:

Parceiro tecnológico:

Granta