Saltar para: Posts [1], Pesquisa e Arquivos [2]

Em Português


Gervasio Sánchez retrata el drama de los desaparecidos

Domingo, 30.01.11

fjsArgentina, Colombia, El Salvador, Irak, Bosnia-Herzegovina, Guatemala, Chile, España... Una triple exposición en Barcelona, León y Madrid documenta el sufrimiento de las víctimas y de sus familiares.

Casi toda la vida profesional de Gervasio Sánchez (Córdoba, 1959) está ligada a los desaparecidos. Era un estudiante de 24 años cuando a través de Amnistía Internacional de Barcelona cayeron en sus manos los primeros informes de violaciones de derechos humanos en Guatemala y en El Salvador. La lectura de las terribles historias que se recogían en aquellas páginas le hizo tomar la determinación de poner su energía y su cámara al servicio de los desaparecidos y sus familiares.

De su afán por documentar esos dramas, surge la triple exposición que simultáneamente se podrá ver en el MUSAC (29 de enero) , el CCCB (1 de febrero) y La Casa Encendida (2 de febrero). Son 250 fotografías con ocho murales con 80 retratos. Dos grabaciones audiovisuales, realizadas cuando el horror era imposible de fotografiar, completan las exposiciones. Las imágenes están tomadas en países de América Latina, Asia y Europa. El epílogo está dedicado a los desaparecidos en España, misión a la que Gervasio Sánchez se va a dedicar en cuerpo y alma durante los próximos años, hasta que se les pueda devolver su identidad y los familiares puedan concluir su duelo. La exposición se completa con dos volúmenes en los que se recogen todas las fotografías y un DVD (Blume)

Las tres sedes mostrarán idénticas series, pero diferentes fotografías. Sólo el MUSAC, cuyo ex director Rafael Doctor es el autor de la propuesta original, añade a su exposición la instalación Crueldad y dolor, de Ricardo Calero y Gervasio Sánchez.

Sandra Balsells, fotoperiodista y profesora de la Universidad Ramon Llull ha comisariado la exposición en torno a diferentes bloques temáticos que, en La casa Encendida están distribuidos en dos salas de la planta sótano. Se arranca con las instalaciones para torturar y, muchas veces, hacer desaparecer a las víctimas (prisiones, cuarteles), se se sigue por los memoriales creados en recuerdo de los desaparecidos, retratos de familiares, imágenes de objetos personales de los desaparecidos (un peine, un zapato, su silla favorita), los procesos de búsqueda, exhumación, identificación o devolución.

Implicación personal

Todas son imágenes tomadas a lo largo de un cuarto de siglo. Y en cada una de ellas, Gervasio Sánchez se ha implicado personalmente porque, asegura, él no pertenece a ese grupo de fotógrafos que entran avasallando sin respeto, para capturar un primer plano del sufrimiento y provocar la lágrima fácil en el espectador. Asegura que en su trabajo no hay fotos robadas. Ha pasado muchas noches, fiestas e incluso navidades con los protagonistas de sus fotografías. De muchos de ellos conserva frescos los recuerdos. Es el caso de Sola Sierra, Viviana Díaz y Carmen Vivanco, a las que conoció en Chile, en la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD). O Mamá Angélica, una mujer quechua que lideraba a los familiares de desaparecidos en Perú.

Todas son historias que conmueven lo más profundo; un ejemplo de lo peor que puede hacer el ser humano en Chile, Colombia, Cambolla, Irak....Hasta que un buen día, una periodista de la Agencia Efe le preguntó sobre los desaparecidos en España y sobre las razones por las que el fotorreportero no se había interesado entonces. "Lo vi claro", ha explicado Gervasio Sánchez esta mañana". Era 2008 y me sumergí de lleno en nuestro problema. ¿por qué los guatemaltecos, los colombianos o los iraquies son más valientes que nosotros?El derecho internacional obliga a que investiguemos. Frente a un número incalculable de desaparecidos, en España solo se han abierto 200 fosas comunes y se han localizado 5.300 cuerpos. Si el Estado niega seguir con este trabajo, está neganco la democracia. Hay gente, mucha, que ha dedicado toda su vida a encontrar a sus muertos. Hasta que no encuentras a tus seres queridos, el luto no sigue su proceso natural y no se puede acabar. La vida se rompe.".

Por todo ello, los desaparecidos en España van a ser la ocupación fundamental de Gervasio Sánchez durante los próximos tres años. Como mínimo.

fjs

Desaparecidos en El País

Foto 1: Dedic Refija, hija de Mesan Smajlovic y hermana de Mohamed (17 años), desaparecidos en julio de 1995 en Srebrenica (Bosnia-Herzegovina).

Foto 2: Identificaciones de los 10 hijos y la esposa de Baker Amin Said, desaparecidos en marzo de 1988, en Germian, cerca de Kirkuk, al norte de Irak. Piramagrun (Kurdistán iraquí), abril de 2008.

Fuente: elpaís.com

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado por Fundación Saramago

Samuel Ruiz, obispo de la liberación en Chiapas

Martes, 25.01.11

fjsChiapas ganó fama por la revuelta de los zapatistas, pero también porque allí se desarrolló una valiente experiencia religiosa en la segunda mitad del siglo pasado. La lideró Samuel Ruiz, uno de los prelados más legendarios del planeta cristiano, cuya opción por los pobres le costó atentados (contra él y su hermana) y disgustos sin cuento. Murió ayer a los 86 años en un hospital de Ciudad de México.

Los padres de Samuel Ruiz, Maclovio y Lupe, se conocieron en EE UU, a donde llegaron desde México como espaldas mojadas, es decir, como emigrantes ilegales. Regresaron apenas casarse y el primero de sus cinco hijos, Samuel, les nació en Irapuato (Guanajuato) el 3 de noviembre de 1924, se hizo cura, fue elegido para estudiar en la imponente Universidad Pontificia Gregoriana de Roma y a los 35 años era ya el más joven obispo de su país.

Pero nunca perdió el rumbo de sus orígenes. Como 500 años antes Bartolomé de Las Casas, obispo también en Chiapas y fiero defensor de los indígenas en la España de la conquista, a Samuel Ruiz le tocó remar contra corriente, no solo frente a las instituciones políticas sino, sobre todo, ante los acomodados jerárcas del Vaticano. Nunca vieron en Roma con buenos ojos su pasión por la teología de la liberación, ni que mediara entre la guerrilla del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y el Gobierno mexicano. Pese a todo, Juan Pablo II no lo movió de la diócesis de San Cristóbal de las Casas, a donde lo envió Juan XXIII en 1960. Se jubiló en el 2000, tras cuarenta años de pontificado.

Entre sus fundaciones, destaca el Centro Fray Bartolomé de Las Casas, que abrió las puertas en 1989. En 2009 recibió el premio que lleva el nombre del fraile español, entregado por los Príncipes de Asturias. También fue galardonado con el premio Simón Bolívar, concedido por la UNESCO en 2000.

Samuel Ruiz irradió desde su modesta Chiapas una pastoral liberadora que le hizo popular en todo el mundo, en especial entre los partidarios del Concilio Vaticano II. Él había sido uno de los prelados convocados a Roma por Juan XXIII entre 1962 y 1965 y el concilio le dejó una huella profunda. Contó su experiencia a EL PAÍS, cuando vino en 2002 a Madrid como figura estelar del congreso de ese año de la Asociación de Teólogos Juan XXIII.

Las dos preocupaciones del concilio iban a ser el diálogo con el ateísmo y la unidad de las iglesias, pero unos días antes de la inauguración, Juan XXIII introdujo una tercera línea: los pobres. Samuel Ruiz lamentó siempre que se torciese aquella línea. "La reflexión sobre la opción por los pobres no estaba madura porque en Europa entonces apenas había pobres", lamentó Samuel Ruiz.

Era partidario de un nuevo concilio, como el cardenal Martini. "Los concilios solo son peligrosos para la Curia. Cuando murió en pleno Vaticano II el gran Juan XXIII escuché a un monseñor de la Curia rezar por él. Que Dios le perdone el daño que ha hecho a la Iglesia con este concilio, rezaba el pobre hombre", dijo.

Sin embargo, el gran conflicto con Roma fue por su radical opción por los pobres. Decía: "La única pregunta que se nos va a hacer al fin de los tiempos es cómo tratamos al pobre. Tuve hambre y me diste de comer. Por eso, América Latina tiene sus mártires y sus santos. Primero cayeron los seglares. También entre la jerarquía que asume esta opción hay mártires, que no son, como antes, mártires de la fe, sino mártires de la justicia. Hoy se muere por optar por los pobres".

Fuente: elpais.com

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado por Fundación Saramago

Terremoto en Haití. Un año después

Domingo, 09.01.11

El día 12 de enero un terremoto asoló Haití y mató a cientos de miles de personas. La tragedia, por su magnitud, por la rapidez con que se desplazaron los medios de comunicación y nos contaron el estado de dolor de tantos seres humanos, conmovió al mundo. Sí, lo conmovió, pero poco más. Un año después, pese a que hemos sabido que otras tragedias se han cernido sobre los hombres y las mujeres de Haití, que guardaban luto y buscaban casas donde refugiarse, las ayudas internacionales prometidas inicialmente no se han hecho efectivas. Ocupados los países ricos con sus propias crisis, las económicas y las políticas, ahondando entre todos la crisis moral en que nos encontramos, no hemos dado la talla con las víctimas de Haití ni los ciudadanos ni los gobiernos. Una vez más, pasada la emoción inicial, dimos la espalda a quienes desde la desesperación más absoluta ni siquiera pedían ayuda, porque les faltaba hasta la voz.

José Saramago lanzó un reto a lectores y editoriales: que publicaran su libro "La balsa de piedra" en una edición especial de ayuda a Haití y que todos los fondos conseguidos con ese libro se entregaran a la Cruz Roja. Portugal, España, Hungría se sumaron a la iniciativa. Los fondos en algunos casos se han entregado, en otros serán donados públicamente en los próximos días. El libro sigue a la venta, todavía se puede colaborar en esta causa, una de las últimas que Saramago asumió como propia.

fjs

*

¿Cuántos Haitís?

En el día de Todos los Santos de 1755, Lisboa fue Haití. La tierra tembló cuando faltaban pocos minutos para las diez de la mañana. Las iglesias estaban repletas de fieles, los sermones y las misas en pleno auge... Tras la primera sacudida, cuya magnitud los geólogos calculan hoy que pudo alcanzar el grado 9 en la escala de Richter, las réplicas, también de gran potencia destructiva, se prolongaron durante la eternidad de dos horas y media, dejando el 85% de las construcciones de la ciudad reducidas a escombros. Según testimonios de la época, la altura de la ola del tsunami resultante del terremoto fue de veinte metros, causando 900 víctimas mortales entre la multitud que había sido atraída por el insólito espectáculo del fondo del río sembrado de restos de navíos hundidos a lo largo del tiempo. Los incendios durarían cinco días. Los grandes edificios, palacios, conventos, repletos de riquezas artísticas, bibliotecas, galerías de pinturas, el teatro de la ópera recientemente inaugurado, que, mejor o peor, habían aguantado los primeros embates del terremoto, fueron devorados por el fuego. De los doscientos setenta y cinco mil habitantes que Lisboa tenía entonces, se cree que murieron noventa mil. Se dice que a la pregunta inevitable "Y ahora, ¿qué hacemos?", el secretario de Exteriores Sebastián José de Carvalho e Melo, que más tarde llegaría a ser nombrado primer ministro, respondió: "Enterrar a los muertos y cuidar de los vivos". Estas palabras, que luego entraron en la historia, fueron efectivamente pronunciadas, pero no por él. Las dijo un oficial superior del ejército, expoliado de esta manera de su haber, como sucede tantas veces, en favor de alguien más poderoso.

En enterrar a sus ciento cincuenta mil o más muertos anda ahora Haití, mientras la comunidad internacional se esfuerza por auxiliar a los vivos, en medio del caos y la desorganización múltiple de un país que incluso antes del sismo, desde hace generaciones, se encuentra en estado de catástrofe lenta, de calamidad permanente. Lisboa fue reconstruida, Haití también lo será. La cuestión, en lo que respecta a Haití, reside en cómo se ha de reconstruir eficazmente la comunidad de su pueblo, reducido a la más extrema de las pobrezas e históricamente ajeno a un sentimiento de conciencia nacional que le permita alcanzar por sí mismo, con tiempo y con trabajo, un grado razonable de homogeneidad social. Desde todo el mundo, de distintas procedencias, millones y millones de euros y de dólares están siendo encaminados hacia Haití. Los abastecimientos han comenzado a llegar a una isla donde todo faltaba o porque se perdió en el terremoto o porque no existía. Como por acción de una divinidad particular, los barrios ricos, comparados con el resto de la ciudad de Puerto Príncipe, fueron poco afectados por el sismo. Se podría decir, y a la vista de lo sucedido en Haití parece cierto, que los designios de Dios son inescrutables. En Lisboa, las oraciones de los fieles no pudieron impedir que el techo y los muros de las iglesias se les vinieran encima y los aplastasen. En Haití, ni siquiera la simple gratitud por haber salvado vidas y bienes sin haber hecho nada ha movido los corazones de los ricos para acudir en auxilio de millones de hombres y mujeres que ni siquiera pueden presumir del nombre unificador de compatriotas porque pertenecen a lo más ínfimo de la escala social, la de los no-seres, a la de los vivos que siempre estuvieron muertos porque la vida plena les fue negada, esclavos que fueron de señores, esclavos que son de la necesidad. No hay noticia de que un solo haitiano rico haya abierto sus bolsas o aliviado sus cuentas bancarias para socorrer a los siniestrados. El corazón del rico es la llave de su caja fuerte.

Habrá otros terremotos, otras inundaciones, otras catástrofes de esas que llamamos naturales. Tenemos ahí el calentamiento global con sus sequías y sus inundaciones, las emisiones de CO2 que, sólo forzados por la opinión pública, los Gobiernos se han resignado a reducir, y tal vez tengamos ya en el horizonte algo en lo que parece que nadie quiere pensar, la posibilidad de una coincidencia de los fenómenos causados por el calentamiento con la aproximación de una nueva era glacial que cubriría de hielo la mitad de Europa y ahora estaría dando las primeras señales, todavía benignas. No será para mañana, podemos vivir y morir tranquilos. Aunque, y que hable de esto quien sepa, las siete eras glaciales por las que el planeta ha pasado hasta hoy no han sido las únicas, habrá otras. Entretanto, volvamos la vista a este Haití y a los otros mil Haitís que existen en el mundo, no sólo para esos que prácticamente están sentados sobre inestables fallas tectónicas para las que no se les ve solución posible, sino también para los que viven en el filo de la navaja del hambre, de la falta de asistencia sanitaria, de la ausencia de una instrucción pública satisfactoria, donde los factores propicios para el desarrollo son prácticamente nulos y los conflictos armados, las guerras entre etnias separadas por diferencias religiosas o por rencores históricos cuyo origen, en muchos casos, se perdió en la memoria aunque los intereses de ahora se obstinan en alimentar. El antiguo colonialismo no ha desaparecido, se ha multiplicado en una diversidad de versiones locales, y no son pocos los casos en que sus herederos inmediatos son las propias élites locales, antiguos guerrilleros transformados en nuevos explotadores de su pueblo, la misma codicia, la crueldad de siempre. Ésos son los Haitís que hay que salvar. Habrá quien diga que la crisis económica vino a corregir el rumbo suicida de la humanidad. No estoy muy seguro de eso, pero al menos que la lección de Haití pueda resultarnos de provecho a todos. Los muertos de Puerto Príncipe ya hacen compañía a los muertos de Lisboa. No podemos hacer nada por ellos. Ahora, como siempre, nuestra obligación es cuidar de los vivos.

José Saramago
(Publicado en El Cuaderno de Saramago en el 08 de febrero de 2010)

*

Campanha "Uma Jangada de Pedra a Caminho do Haiti" valeu 50 mil Euros, em Portugal

*

Haití, un año después
(El País)

*

Centenares de mujeres son violadas en Haití
(Periodismo Humano)

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado por Fundación Saramago

Dilma Rousseff, investida como la primera presidenta de Brasil

Sábado, 01.01.11

fjsDilma Roussef ya es oficialmente la primera presidenta de Brasil. La heredera de Lula, que venció holgadamente en las elecciones presidenciales celebradas el pasado octubre, acaba de ser investida en el Parlamento brasileño tras jurar el cargo en presencia de numerosas autoridades nacionales e internacionales. Como es habitual en las investiduras de países lationamericanos, España ha estado representada por el príncipe Felipe. En sus primeras palabras, Roussef ha ensalzado a las "mujeres brasileñas", a las que ha animado a sentirse "orgullosas", y ha prometido "gobernar para todos". La ex guerrillera, que ha hecho alguna alusión a su biografía, no ha olvidado en su discurso a "los desfavorecidos", en quienes se centrará buena parte de la acción de su Gobierno, ni a su antecesor y mentor político, el popular Luiz Inácio Lula da Silva, cuya sola mención ha arrancado enérgicos aplausos en la Cámara.

Pese a que hoy llueve en Brasilia, numerosos ciudadanos han salido con paraguas a la calle para saludar la llegada de la nueva presidenta hasta el Parlamento. Horas antes de la toma de posesión se había despejado la curiosidad sobre quién acompañaría esta tarde, primero de enero, a la nueva presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en su desfile en Brasilia, en el Rolls Royce presidencial. Las hipótesis se amontonaban. Se habló que podría acomopañarla su segundo ex marido del que lleva divorciada muchos años pero con quién mantiene relaciones de amistad. Después se habló que podría hacerlo su madre de 87 años, una señora elegante que cuida mucho su físico y no aparenta su edad. O bien el nuevo vicepresidente de la República, Michel Temer, del PMDB, el mayor partido de la coalicción de gobierno.

Pero la primera presidenta mujer de Brasil ha optado por ser acompañada únicamente por su única hija Paula Rousseff, de 34 años, que en septiembre pasado dio a Dilma su primer nieto, Gabriel. Para asistir al bautismo católico de su nieto, Dilma interrumpió aquel día la campaña electoral y apareció en público con Gabriel en sus brazos.

El vicepresidente Temer, desfilará en un coche separado detrás de la nueva presidenta, que ha encomendado para la ocasión a sus modistos dos trajes para la ceremonia: un vestido y un traje de chaqueta ambos en tonos blanco hielo y beige y no de rojo, el color de su partido, el Partido de los Trabajadores (PT) para simbolizar que ahora es la presidenta de todos los brasileños. Sólo la alfombra que atravesará a pié en la rampa del Palacio del Planalto, donde Lula le pasará el fajín presidencial, será de color rojo.

Dilma desfilará desde la catedral de Brasilia hasta el Congreso donde pronunciará su primer discurso como presidenta. En caso de lluvia está previsto el recorrido en coche cubierto. Por primera vez en una ceremonia de toma de posesión de un presidente, la escolta motorizada será llevada a cabo por policías femeninas que podrán llevar el pelo suelto como símbolo de feminidad.

Después de la ceremonia de la entrega del fajín presidencial, Rousseff ofrecerá una fiesta en el Ministerio de Asuntos Exteriores para los invitados nacionales e internacionales llegados para su toma de posesión de más de cien paises, entre ellos Hilary Clinton, Secretaria de Estado amaricana, que llega como enviada del presidente Barak Obama. Lula no asistirá ya a la fiesta. Estará en ese momento ya en su pueblo de São Bernardo de Campos, en en el Estado de Sâo Paulo, donde sus vecinos le preparan también una gran fiesta y donde pronunciará su primer discurso ya como simple ciudadano, que como él ha dicho "lleva la política en la sangre".

Fuente: elpaís.com

*

Rousseff hará honor a su pasado como guerrillera en su investidura

A la toma oficial de posesión de este sábado como nueva presidenta de Brasil, la ex guerrillera, Dilma Rousseff, a cuya ceremonia ya han anunciado su presencia representantes de más de 130 países -más de los que asistieron a las de Lula en 2003 y en 2007-, ha querido tener a su lado en un lugar de honor a 11 amigas ex guerrilleras que compartieron con ella la cárcel durante la dictadura militar.

Juntas estuvieron presas en la década de los años setenta en la Torre de las Donzelas, como se llamaba el reparto femenino en lo alto de la cárcel Tiradentes en São Paulo, de las militantes de extrema izquierda acusadas entonces de querer implantar en Brasil el régimen comunista soviético.

Muchas de ellas no se conocían cuando fueron presas y no todas militaban en los mismos grupos de la extrema izquierda que se dividían entre los que defendían la lucha armada contra los militares -como la nueva presidenta Rousseff- y las que preferían luchar contra los militares de otras formas. En la cárcel acabaron todas amigas y ahora se reúnen como en un sueño: "Nunca hubiese imaginado que alguien de la lucha armada pudiese un día ser presidenta de la República", afirma Rita Sipahi que actuaba en el grupo Acción Popular, una abogada que preside hoy la Comisión de Amnistía del Ministerio de Justicia.

Entre las convidadas estarán la economista María Lucía Urban, que llegó embarazada a la cárcel y fue allí cuidada por Dilma. Según otra de las presas, la socióloga Lenira Machado, María Lucía y Dilma tenían una relación muy especial que mantuvieron siempre. Hoy Urban es directora del Centro de Formación Estatística del Estado de Paraná.

La nueva presidenta Rousseff fue de las que más tiempo estuvo presa: casi tres años, durante los que fue torturada durante 22 días seguidos. Lenira y Dilma eran de las guerrilleras más radicales y más activas. Lenira fue también torturada y acabó reconociendo a su torturador a quién denunció públicamente.

La periodista Rose Nogueira, otra de las compañeras de cárcel invitada a la fiesta, es la que más recuerdos tiene de la nueva presidenta durante los años de prisión. Recuerda la pasión de Dilma por los libros, de economía y clásicos de la literatura universal, sobre todo, así como por la música. Le gustaba cantar canciones populares. También se entretenía, según Nogueira, en bordar, una afición a la que dedicaba largas horas. Según ella, ya entonces una joven Dilma era una líder nata y muy solidaria con sus compañeras de cárcel.

Las otras compañeras de prisión harán de corona de honor a la primera mujer y guerrillera presidenta de Brasil, son: la arquitecta Maristela Scofield; la uruguaya María Cristina de Castro, que trabaja en el Ministerio de Minas y Energía; la psicóloga, Lucía María Salva Coelho; Francisca Eugenia Soares y las hermanas Lara de Seixas y Leda de Seixas, de una familia que luchó toda ella contra la dictadura.

Dilma afirmó después de su victoria en las urnas que en Brasil, a partir de ahora "las niñas podrán tener los mismos sueños que los niños" y prometió políticas especiales contra la discriminación de la mujer en la sociedad. Las mujeres estarán el sábado doblemente de fiesta.

Fuente: elpaís.com

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado por Fundación Saramago





Destacados

Ver todas las noticias

Amigos de la Fundación José Saramago


Librería/Tienda de la Fundación José Saramago


Además


Sonidos de la Fundación


Blimunda


Serviço educativo



La Fundación
Somos lo que dice el documento José Saramago firmado en Lisboa el 29 de junio de 2007. Somos la Fundación José Saramago.
Más información | E-mail

Buscar

Pesquisar no Blog  

La Casa dos Bicos

La Casa dos Bicos, edificio del siglo XVI situado en la calle Bacalhoeiros, Lisboa, es el hogar de la Fundación José Saramago.

La Casa dos Bicos se puede visitar de lunes a sábado de 10h a las 18h (última entrada a las 17h30m).
Leer más


A Casa José Saramago en Lanzarote

La casa hecha de libros se puede visitar de lunes a sábado de 10h a las 14h30. También se puede caminar virtualmente, aquí.

Reciba nuestro boletín de noticias


#saramago no Twitter



Archivo mensual

  1. 2014
  2. J
  3. F
  4. M
  5. A
  6. M
  7. J
  8. J
  9. A
  10. S
  11. O
  12. N
  13. D
  14. 2013
  15. J
  16. F
  17. M
  18. A
  19. M
  20. J
  21. J
  22. A
  23. S
  24. O
  25. N
  26. D
  27. 2012
  28. J
  29. F
  30. M
  31. A
  32. M
  33. J
  34. J
  35. A
  36. S
  37. O
  38. N
  39. D
  40. 2011
  41. J
  42. F
  43. M
  44. A
  45. M
  46. J
  47. J
  48. A
  49. S
  50. O
  51. N
  52. D
  53. 2010
  54. J
  55. F
  56. M
  57. A
  58. M
  59. J
  60. J
  61. A
  62. S
  63. O
  64. N
  65. D
  66. 2009
  67. J
  68. F
  69. M
  70. A
  71. M
  72. J
  73. J
  74. A
  75. S
  76. O
  77. N
  78. D

TripAdvisor

Parceiros institucionais:

Parceiro tecnológico:

Granta