Saltar para: Posts [1], Pesquisa e Arquivos [2]

Em Português


La consistencia de los sueños de Saramago

Jueves, 28.07.11

fjsUno de los signos de identidad del escritor portugués José Saramago fue el estar siempre con los pobres. Conocía la pobreza. Su madre nunca aprendió siquiera a firmar y su abuela Josefa se atrevió a no querer morir y a ser feliz en un mundo cuya miseria era francamente infernal. Su familia fue de campesinos sin tierra.

Por no estar conforme con ese mundo, Saramago criticó a los aparatos de poder que multiplican miserables y concentran grandes fortunas en unas cuantas manos. Y por ese rasgo de identidad nunca lo abandonó otro: el padecer la censura.

Durante la dictadura de Antonio de Oliveira Salazar, Saramago escribía crónicas costumbristas para reflejar el paso de los heraldos negros en la vida menuda de los portugueses. Y aunque había conocido una censura periodística más virulenta (lo echaron del Diario de noticias por razones políticas), en 1991 el gobierno laico de Portugal decidió vetar El evangelio según Jesucristo a un premio literario por "ofender a los católicos". Naturalmente el escándalo no sólo sacudió a Portugal sino al mundo entero. El Vaticano incluyó la novela de Saramago en su Index censor y se alzaron voces inquisitoriales por todas partes. Saramago dejó su país como protesta y se fue a vivir a la isla de Lanzarote.

Aunque han pasado más de 20 años de ese acto de barbarie, parece que la censura persiste en herramientas básicas de uso escolar: el famosísimo Pequeño Larousse ilustrado, en su edición de colección para celebrar sus cien años, consigna el nombre de José Saramago y el de algunas de sus obras más significativas, pero excluye su novela más conocida y leída: El evangelio según Jesucristo. ¿Alguno de los duendes que frecuentan las imprentas borraría ese título? Ojalá, sería terrible que una editorial con el prestigio de Larousse rigiera su código de ética con el Index Vaticano.

Hace unos días fue inaugurada por la traductora y periodista Pilar del Río, viuda de Saramago, la exposición La consistencia de los sueños. Sueños que son días, que son meses, que son años. Ante la ausencia del escritor los objetos hablan: sus plumas, sus fotografías, los titulares que provocaron sus declaraciones, su escritorio, su silla, sus cartas, sus libretas de apuntes, sus aforismos.

Una flor atrapada en una agenda marca el 14 de junio de 1986. El día en que José Saramago inicio su relación con Pilar del Río. El día en el que el azar dispuso que muriera Borges.

Seguramente en alguno de los libros críticos que ha generado la obra de José Saramago y que también se exhiben, se expliquen los principios literarios presentes en las columnas periodísticas del escritor portugués.

Por lo menos son evidentes en las cartas que dedica a su abuela Josefa y a su abuelo Jerónimo, el hombre más sabio del mundo, como lo llamó en su discurso del Premio Nobel. El abuelo con el que durmió de cuándo en cuándo debajo de una higuera. La abuela que dijo en la puerta de su casa mientras miraba las estrellas que era una lástima tener que morir siendo el mundo tan hermoso. Los viejos que guardaban en su cama a los cerdos pequeños en invierno para evitar su muerte por congelamiento. Sabios aunque no supieran leer ni escribir.

Aunque el novelista fue un crítico sistemático de los gobiernos neoliberales no dejó de ejercer la autocrítica. Si fue un comunista "hormonal", también fue uno de los mayores y más consistentes críticos de la izquierda: "la izquierda no tiene ni puta idea del mundo en que vive". La última palabra escrita en su blog, porque tenía uno para que cualquiera pudiera tomar sus textos libremente sin tener qué pagar, fue Mankel. Le agradecía su activismo político sin duda, a este escritor sueco de acción y reflexión que nos advirtió en sus textos desde hace tiempo con sus novelas negras donde vive el célebre inspector Wallander de las larvas fascistas que se incubaban en Suecia y la región nórdica, sitio del sueño democrático donde todo parecía perfecto hasta hace unos días.

"La consistencia de los sueños" es la espuma de las horas de José Saramago, donde los objetos hablan, nos muestran las líneas de la mano de un escritor, de un poeta que no creyó en más inspiración que en el trabajo, que no le hizo falta Dios para practicar la generosidad y que sólo quiso, al final de sus días, volver a casa, volver a hacer lo que todos los días hacía, por el mero gusto de llevarlo a cabo. Los mil 600 objetos que se exhiben en el antiguo Colegio de San Ildefonso, disparan la imaginación, dan peso, volumen, consistencia a buena parte de los sueños de José Saramago.

Javier Aranda Luna
Fuente: La Jornada

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado por Fundación Saramago

Derecho de pernada

Domingo, 17.07.11

fjsPiedra de toque. DSK me parece repelente. Ese señor superinteligente, ultrapoderoso y millonario estaba acostumbrado a permitirse ciertos excesos. 'Tirarse a una sirvienta', por las buenas o por las malas, es un acto vil.

De muchacho, en los años cincuenta, muchas veces oí en Piura y en Lima a mis compañeros de barrio y de colegio jactarse de haberse desvirgado con las sirvientas de su casa. No lo decían de manera tan científica, sino utilizando una expresión que sintetizaba todo el racismo, el machismo y la brutalidad de una clase social que en aquella época se exhibían todavía sin el menor embarazo en el Perú: "Tirarse a la chola". Entonces, los niños bien no hacían el amor con sus enamoradas, que debían llegar vírgenes al matrimonio, y para sus ardores sexuales solían elegir entre la prostituta y la criada. Ni qué decir que muchos padres alentaban sobre todo la última opción, temerosos de que la primera acarreara a sus vástagos una purgación.

El derecho de pernada es antiquísimo y los señores feudales de la Edad Media europea lo legaron a los gamonales y patronos sudamericanos, cuyos estupros y violaciones a las campesinas han sido documentados hasta la saciedad por la novela indigenista. Pero se equivocan quienes piensan que estos atropellos sexuales de los fuertes y poderosos caballeros contra las mujeres pobres y desvalidas han quedado confinados en el mundo del subdesarrollo. La truculenta odisea que vive Dominique Strauss-Kahn parecería demostrar que incluso en la civilizada Francia hay señores que, desafiando los tiempos que vivimos, se empeñan en perpetuar aquella siniestra tradición.

Tradición que, dicho sea de paso, nunca se perdió del todo en el país de Proust y Molière. El gran Victor Hugo la practicó asiduamente en sus años otoñales, por ejemplo, y dejó testimonio de ello en un delicioso diario secreto que el erudito Henri Guillemin consiguió descifrar. ¿Es un atenuante, en su caso, que el autor de Los Miserables no violentaba a las sirvientas, sino estableciera con ellas un pacto contractual y mercantil? Si aquella se dejaba ver solo los pechos recibía un puñado de centavos. Si se desnudaba por completo y el poeta no podía tocarla, medio franco. Si estaba autorizado a acariciarla, un franco. Si el servicio era completo, franco y medio y a veces ¡hasta dos francos! El ilustre vate era muy cuidadoso con los gastos y llevaba una contabilidad maniática, gracias a lo cual hemos podido conocer esas debilidades de su vejez. Para disimularlas, las anotó en su diario en un español desfigurado (Verbigracia: "Visto mucho, cogido todo. Osculum").

Si la acusación a la que debe hacer frente ante el Tribunal Supremo del Estado de Nueva York la confirman los jueces, Dominique Strauss-Kahn -exministro de Economía de Francia, ex director-gerente del Fondo Monetario Internacional y, hasta el episodio del Hotel Sofitel, candidato favorito del Partido Socialista para representar a este en la próxima elección presidencial- practicaba aquel derecho de pernada a la vieja usanza: añadido de golpes y maltratos a su víctima. Los médicos que examinaron a la camarera guineana que denunció al político francés de haberla obligado a practicar sexo oral con él detectaron que tenía desgarrado un ligamento del hombro, hematomas en la vagina y las medias rotas. La policía, por su parte, ha comprobado la existencia, tanto en la pared como en la alfombra de la habitación, del semen que la camarera dice haber escupido, asqueada, luego de que el presunto victimario eyaculó. Estos son los hechos objetivos y la justicia deberá determinar si aquel sexo oral fue forzado, como dice la camarera, o consensuado, según asegura Strauss-Kahn.

Como se ha comprobado que la camarera mintió a la policía sobre su ingreso a los Estados Unidos -es una inmigrante ilegal- y que tuvo una conversación, en un dialecto guineano, con un hombre detenido por tráfico de drogas, ante el que se habría jactado de querer sacar dinero a su presunto violador aprovechando lo ocurrido, se dice que la acusación se tambalea y que el propio fiscal de Nueva York estaría pensando en encarpetar todo el asunto. Esto ha hecho que, en Francia, donde me encuentro ahora y donde, según una encuesta, un 50% de la opinión pública socialista todavía quisiera que Strauss-Kahn sea su candidato presidencial, aparezcan muchos artículos y declaraciones de amigos y camaradas del exministro, quienes, encabezados por Bernard-Henri Lévy, atacan con ferocidad a la justicia estadounidense por haber mostrado a la prensa a un Strauss-Kahn esposado y humillado, en vez de respetar su privacidad y su condición de mero acusado, no de culpable. Leyendo lo que escriben, parecería que el exministro es una especie de mártir y mereciera ser desagraviado.

A mí, en cambio, el personaje me parece repelente y tiendo a creer que lo que la camarera guineana dice de él es verdad. Me seguiría pareciendo repelente incluso si fuera cierto que el sexo oral con que se gratificó aquella mañana neoyorquina fue consensuado, pues, aun si lo hubiera requerido de buenas maneras y pagado por ello, habría cometido un acto cobarde, prepotente y asqueroso con una pobre mujer infinitamente más débil y vulnerable que él, la que se habría sometido a esa pantomima por necesidad o por miedo, de ningún modo seducida por la apostura o la inteligencia del personaje al que encontró desnudo en la habitación que iba a arreglar. "Tirarse a una sirvienta", por las buenas o por las malas, es un acto innoble y vil, sobre todo cuando el que lo perpetra es un señor de horca y cuchilla, que es lo que era, hasta entonces, el casi intocable Strauss-Kahn.

Yo no sé por qué las mentiras de la camarera atenuarían la falta de su presunto violador. Lo que se va a juzgar es si fue o no violada, no si es buena, sincera y desprendida. Si lo determinante para que la acusación prevaleciera no fueran los datos objetivos sino la personalidad y el carácter, el señor Strauss-Kahn no quedaría bien parado. Sus antecedentes indican claramente que le gustaron siempre mucho las mujeres y que no tenía el menor empacho en demostrárselo, usando eso que los brasileños llaman la mao boba en las recepciones, ascensores y pasillos, como han hecho público los paparazzi de media Europa. Poco tiempo después de asumir la dirección del Fondo Monetario Internacional se vio envuelto en un lío de faldas, por haberse echado una amante entre sus subordinadas.

Y ahora mismo acaba de abrirse en París otro proceso contra él en el que la periodista y escritora Tristane Banon lo acusa de haber intentado violarla, en el año 2003, cuando fue a entrevistarlo para un libro. Ella fue citada en una especie de garçonnière, un departamento provisto sólo de una cama y unos sillones, y, según la joven, tuvo que defenderse a patadas y rasguños de su entrevistado, que le rompió el sostén y el calzón mientras luchaban en el suelo. Tristane quiso entonces denunciar el intento de violación, pero su madre le impidió hacerlo, con el argumento de que aquello haría daño al Partido Socialista, en el que ella también militaba. La señora ha confirmado este hecho.

Así pues, si hay indicios negativos en lo que concierne al carácter y la personalidad de la camarera guineana del Hotel Sofitel, las credenciales morales del huésped están lejos de ser prístinas. Todo indica que ese señor superinteligente, ultrapoderoso y millonario estaba acostumbrado a permitirse ciertos excesos en el convencimiento de que a alguien como a él esas debilidades le están permitidas, igual que el derecho de pernada a los señores feudales. Lo terrible es que parecería que buen número de sus compatriotas están de acuerdo con él. La indignación contra la policía y la justicia de Estados Unidos por haber tratado a ese hombre tan importante y prestigioso como a un raterillo capturado in fraganti es casi unánime.

Yo no acabo de entender tanta indignación. El jefe de la policía neoyorquina ha explicado que los presuntos culpables reciben el mismo tratamiento, se trate de pobres diablos o de banqueros: son llevados esposados al tribunal y expuestos a la prensa. También son presentados a la prensa cuando son declarados inocentes por la justicia, ya sin esposas. No ha habido encarnizamiento alguno contra Strauss-Kahn. Pero, eso sí, no tuvo un tratamiento preferencial, debido a su ilustre investidura en el mundo financiero. Mucho me temo, por las cosas que leo estos días en París, que en su propio país hubiera recibido ese tratamiento preferencial, y, probablemente, jamás hubiera sido juzgado. Eso sí, la camarera guineana habría sido expulsada del país por ilegal, por falsaria y por practicar la prostitución.

Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura 2010
El País

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado por Fundación Saramago

Cartas a la Fundación II

Viernes, 15.07.11

Querida Pilar del Río,

te envio uma fotografia que tirei na ocasião do lançamento de "O Homem Duplicado" em São Paulo, no ano de 2003. O fato curioso é que a fotografia foi feita com uma câmera antiga que pertenceu ao meu pai (Zeiss-Ikon, da década de 1960). Seu fotômetro já não funcionava na noite de lançamento do livro e eu não possuía "flash". Havia apenas a minha intuição e, definitivamente mais importante, a luz do próprio José.

Abraços e Saudações,

Márcio Avelar

 

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado por Fundación Saramago

Cartas a la Fundación I

Viernes, 15.07.11

Hola mi muy querída Pilar del Río ya te quiero, ya los queremos mucho. Si, si, bueno, se que no nos conocemos pero nos identificamos plenamente con su vida, su misión y su andar por este mundo. Su escencia es nuestra y los queremos mucho a ambos. Se que Don José Saramago esta muy muy cerquita contigo se quedo en tí Pilar completamente estoy segura y los felicito a ambos por su vida, su trayectoria su huella impresa en nuestros corazones. Queremos felicitar a los organizadores de la magna exposición que se llevo a cabo el mes pasado en la ciudad de México en el Museo San Ildefonso, que bien montada que gran trabajo, cuantos documentos, libros y cada pieza perfectamente bien ensambladas. Aparte de la tecnología y la museografía de vanguardia que a leguas se vió impresa detalle a detalle, yo quede realmente impresionada gratamente por tan hermosa y completísima exposición. Extasiada deseando tener todos todos los libros de José Saramago, aunque bueno poco a poco ire saboreandolos, y lo más maravilloso fue ver al lado del templo mayor de la ciudad de México, filas y filas de personas esperando poder entrar a tan anhelada exposicion. muchas felicidades a todos los que contribuyeron en traernos a los mexicanos tan hermosa y bella exposición tan gratificante. Mexico quiere a saramágo, México anhela a Saramágo, no se olviden que aqui siempre encontraran una morada segura de corazón Pilar bella y sencilla te queremos y estamos pendientes aca´Y bueno la semana pasada vaya que peliculón nos echamos Raúl y una servidora, corrimos a la Cineteca Nacional a ver el film completo, aqui en la ciudad de México su extraordinaria obra magna, JOSE Y PILAR me encanto!!! que frescura, que hermoso, y que shingas se aventaron, disculpen aqui en México cuando algo cuesta mucho mucho trabajo es una chinga, no es por ofender a nadie ehh!!Bueno creo que nos ha encantado a Raúl y a mi. Mi esposo que quiero que sea ya, y tu Pilar nos has animado al ver tu casamiento, ya que yo Liliana deseo mucho casarme ya con Raúl, yo tengo 41 y el 58 años y me lleva 17 años y bueno Pilar tu si que me has animado a darle un sí definitivo. Verles vivirles a ambos, en esta película nos ha llenado el corazon de sentido,que felicidad mi muy estimada Pilar se quedan en nuestros corazones Don José precioso presente te quedaste entre nosotros y tu hermosa y bella bella Pilar mucho que aprender de ustedes, que maravilla.

Gracias a los dos gracias por existir!!, todo mi cariño y agradecimiento desde México DF.

Con mi admiración, cariño y mucho amor para ustedes afecto sincero

Liliana Castañón

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado por Fundación Saramago

Estrenarán en EEUU documental sobre Saramago y su esposa

Jueves, 14.07.11

fjsEl documental "José & Pilar", del portugués Miguel Gonzalves Mendes sobre la vida del escritor portugués José Saramago y su esposa Pilar del Río, se estrenará en Estados Unidos en septiembre, informó hoy la productora Jumpcut.

En Portugal se lanzó una petición para que la película sea candidata a los premios Oscar en la categoría de filme extranjero.

El documental retrata la relación de pareja del Premio Nobel de la Literatura 1998 José Saramago, y de su esposa, la periodista española Pilar del Río.

La película se estrenó en Portugal en 2010, año de la muerte del novelista, y llegará a los cines estadounidenses en septiembre.

Su estreno en Estados Unidos es una condición necesaria para que la película pueda ser presentada a los premios Oscar de la Academia del Cine de Hollywood.

En internet circula una petición pública dirigida al Instituto del Cine Audiovisual (ICA) para que "José & Pilar" sea la película candidata de Portugal a los Oscar a mejor película extranjera.

La petición ha sido lanzada a través del "blog" portugués de cine "Split Screen", y ya cuenta con cerca de 1.400 firmas.

En la petición se lee que se trata de un "movimiento independiente de fans y admiradores de la película que confían en su potencial y se sienten verdaderamente conmovidos por su fuerza emocional, humanista y motivadora".

Además de Portugal, "José & Pilar" se estrenó en España y Brasil, y en septiembre se estrenará también en México e Italia.

Hasta el momento, Portugal nunca ha conseguido una nominación para la categoría de mejor película extranjera en los premios Oscar que se celebrarán el 24 de enero de 2012.

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado por Fundación Saramago

"La consistencia de los sueños" en México

Martes, 12.07.11

fjs

*

Música para la exposición de Saramago

*

Exposición del escritor José Saramago, en San Ildefonso
(Proceso)

*

Muestra de Saramago, musicalizada por estudiantes
(El Universal)

*

La consistencia de los sueños de Saramago
(Javier Aranda Luna en La Jornada)

*

Exposición revela el mundo íntimo de Saramago
(La Nación, Costa Rica)

*

Exposición "José Saramago. La consistencia de los sueños" en México
(La República)

*

Pilar del Río inaugura exposición sobre el Nobel José Saramago
(El Economista)

*

Inauguran muestra de Saramago
(El Mañana)

*

Acercan La consistencia de los sueños de José Saramago
(Ciudadanía Express)

*

*

*

México recibe otra vez a Saramago
(Prensa Latina)

*

México recibe exposición "José Saramago. La consistencia de los sueños"
(Terra)

*

México recibe exposición "José Saramago. La consistencia de los sueños"
(La verdad)

*

fjs

Expo on Portuguese writer Jose Saramago's works opens in Mexico
(Cam111)

*

San Ildefonso revela el mundo literario del Nobel José Saramago
(El Universal)

*

“Saramago vuelve a México”
(La Jornada)

*

fjs

Llega a México ‘José Saramago, La Consistencia de Los Sueños’
(arteenenlared.com)

*

Llega a México 'José Saramago. La consistencia de los sueños'
(Informador)

*

fjs

Abrirá UNAM exposición sobre la intensa relación de José Saramago con México
(La Jornada)

*

Inauguran este sábado exposición sobre Saramago
(La Jornada)

*

Saramago hace más rico a todo lector: Pilar del Río
(Milenio)

*

En San Ildefonso exposición a Saramago
(Grupo Fórmula)

*

Exposición de Saramago en San Ildefonso
(Processo)

*

La consistencia de los sueños

No sé cuando ocurrió, en qué momento las aguas del Río Almonda donde el joven José Saramago se bañó desnudo y pensó que tal vez al otro lado del río una muchacha le estuviera esperando para celebrar la fiesta de la naturaleza en paz, no sé, decía, en qué momento las aguas se contaminaron y los días se volvieron hostiles y no hubo más jóvenes nadando en busca de la madurez.

Sé, eso sí, que no vivimos en el mundo que Saramago soñaba. Para él los sueños eran consistentes cuando se podían levantar del suelo, como del suelo se levantan las cosechas, las casas, los hombres y las mujeres. En los sueños de Saramago lo único aéreo era la música y también las conversaciones de las mujeres, este hablar que pasaba de generación a generación, y que mantenía el mundo en su órbita porque era fuente de conocimiento de vida. También las voluntades humanas, en los sueños de Saramago, se podían levantar del suelo y, si estaban juntas, eran capaces de hacer,por ejemplo, que las máquinas volaran, la passarola que recorrió cielos portugueses llevando como pasajeros a una trinidad humana y muy terrenal, Blimunda, Baltasar y Bartolomeu, pero para este viaje, ya se ha dicho, era indispensable que se unieran muchas voluntades y estuvieran animadas por el brío ético que hace que la vida sea algo más que un caminar hacia la nada. Como “El viaje del elefante” nos dice.

En los sueños de Saramago, tan consistentes, un día los ciudadanos deciden que ya está bien, que no nacimos para ser número, y con la literatura fuerte y empeñada, vigorosa, con esa forma de escribir que era la suya, Saramago propone la insurrección moral, la única posible ante el caos que es el mundo. Y son los ciudadanos los que elijen la lucidez porque vieron que siendo ciegos solo llegaban al abismo y caían una y otra vez, como los cuerpos que vimos con horror arrojarse desde las Torres Gemelas, como los cuerpos descuartizados que se nos ofrecen cada día con el desayuno, víctimas de las guerras de la droga y de la ignominia, como los jóvenes asesinados de Noruega ayer mismo, como los somalíes, niños, ancianos, mujeres, que no van a recibir un trozo de pan para sobrevivir porque dicen los sumos sacerdotes del poder que está religiosamente contaminado aunque ellos sí comen todos los días. “Siendo ciegos no avanzamos, seamos lúcidos”, parece decir Saramago en sus dos ensayos. Y eso lo vemos en esta exposición. La lucidez de Saramago está patente en su recorrido vital, desde que, cuando niño, miraba las estrellas con su abuelo porquero –el hombre más sabio del mundo, así lo definió en el arranque del discurso del Premio Nobel- para entender que los seres humanos somos minúsculos en la infinitud del universo, al adolescente que luego lee cada día en la Biblioteca pública para entender que sí somos grandes, o podemos serlo si usamos la inteligencia y la sensibilidad, como hicieron los maestros que desde las estanterías le miraban y le reclamaban una lectura, o como lúcido era el mecánico que arregla coches con todo su afán, (y cierta impericia, para qué negarlo) o el enamorado que escribe poemas, o el hombre que avanza hacia nosotros, ya escribiendo, ya con capacidad de tomar el pulso a su entorno, tal vez al mundo, y por eso ve que las aguas de su río Almonda y de tantos otros ríos se contaminan, que los campos se pervierten, que la suciedad se extiende por las ciudades mientras los individuos se bañan en perfumes una y otra vez al día, en una esquizofrenia sin explicación que si nunca fue enfermedad que Saramago padeciera sí le hizo sufrir a lo largo de su vida: un mundo tan sucio habitado por personas supuestamente inteligentes y cultas, a veces en permanente estado de higiene personal, era para él algo inaceptable, un dolor, sí, ya lo he dicho, una obligación cívica en la que debemos empeñarnos antes de que el lodazal se nos instale definitivamente en nuestros corazones.

Saramago soñó un mundo y en sus libros, que son novelas, que no son panfletos, que son bellos con la desgarradora belleza de la honestidad, lo ha ido dejando escrito. LO que más hay en la tierra es paisaje, dijo en “Levantado del suelo”. Por eso, en “La caverna” no consiguió entender que los hombres se quedaran mirando sombras, sin volver la cabeza la realidad, ésa que pueden cambiar si hay voluntad. No es la palabra más hermosa, más útil, ejerzamos el derecho a la disidencia”, decía una y otra vez. Y dijo tantas veces “no” que en una novela “Historia del cerco de Lisboa” cambió el curso de la historia y un hombre y una mujer se encontraron y al acariciar una rosa blanca sintieron en sus cuerpos el estremecimiento del amor sin reparos, que es como dicen que debe de ser el amor.

Saramago hizo literatura, pero no para contar su vida sino sus obsesiones. El poder, la religión, las leyes que no parecen ser aprobadas para que los derechos no colisionen, sino para tejer enjambres que esclavicen a los seres humanos. A las leyes religiosas me refiero, a esas que mandan matar, o cubrirse con burkas varios, o cuidar la pasión o enfriar y castigar el cuerpo. A las leyes que mandan ir contra el otro, tu enemigo, no tu semejante, porque tiene otro estilo de vida, otro color. Miremos hoy Noruega, que ayer parecía el paraíso y hoy es el infierno, desencadenado por el furor de la intransigencia. “El sueño de la rezón genera monstruos” repetía Saramago con Goya, que para él era más filósofo que pintor. En fin, de este Saramago vamos a saber ahora en la exposición que Gómez Aguilera ha preparado para nuestro deleite y provecho. Veremos al hombre que no se rindió, que pese a no poder haber ido a la universidad no dejó de aprender, llevado por una curiosidad permanente que permanentemente le hacía preguntarse qué, porqué y, sobre todo, la interrogante que no nos enseñan en periodismo y que sin embargo se me antoja la principal: Para quién. Para quienes este mundo, esta organización caótica y nefasta que deja fuera de condiciones de vida dignas a millones de personas. No se trata de la pobreza, no de la vida difícil, sino de la exclusión de millones de seres humanos, nacidos para morir como materia descartable porque a ciertos “quienes” nos les sirven ni como mano de obra barata, no son consumidores, son desechables, no hombres y mujeres con sueños, tristezas y deseos. Como nosotros, que pedimos respeto y a todos lo debemos.

Saramago era un novelista, un escritor firme, un ciudadano valiente que usó la voz que fue construyendo –levantándola del suelo- a lo largo de los años para contrarrestar la prepotencia. Hombre de partido, aunque universal en sus posiciones, reclamaba el derecho a la disidencia y fue disidente de todos los dogmas propuestos para sujetarnos. Fue voz contra la guerra, o contra las hambrunas, o contra los malos tratos a las mujeres: reclamó de los hombres que salieran a la calle diciendo alto y claro que no son cómplices de este lastre criminal y canalla que cada día asesina en el mundo a miles de mujeres porque ciertos hombres se sientan maltratando, o matando, más machos. Contra esa ideología perversa, el machismo, también Saramago se pronunció, escribió, militó: los hombres no son dueños de otros seres humanos, por eso no pueden ejercer todas las violencias y violaciones que aniden en sus descerebrados cerebros. Da igual que seas un alto cargo internacional como un taxista, que llega cansado y descarga el horror de su vida sobre una víctima que no diseñó este sistema. No es admisible en ningún caso, ni en el taxista ni en el dirigente del FMI.

En esta exposición Fernando Gómez Aguilera recoge lo que no tenían las anteriores edicciones: el final de la vida de José Saramago, los últimos libros. También ofrece unas notas de su entierro, no cae en el morbo posible, es Fernando tan discreto como Saramago, por eso eran tan amigos, fue, durante años, el colaborador más cercano y entrañable que podamos imaginar. Fernando se encargó de conectar con la funeraria cuando el 18 de junio de 2010 Saramago murió, fue él el encargado de elegir el féretro, estuvo, y fue un consuelo, en los terrible primeros momentos de la vida sin Saramago y al día siguiente, junto a diez amigos más, voló con José en el avión que le llevaba a Lisboa para no volver nunca más a la isla donde Saramago fue feliz. Pero antes de embarcar, Fernando convocó a los lanzaroteños a que salieran de sus casas y leyeran en voz alta fragmentos de los libros que Saramago escribió en Lanzarote, para que se fuera acompañado del sonido de sus textos, dichos con el acento canario, con el acento del amor último de su vida. Salió así Saramgo de Lanzarote, no podía haber un adiós más entrañable, más hermoso, y llegó a Lisboa, donde hoy está, bajo un olivo de su Azinhaga natal, acompañado de los textos de sus amigos escritores, cubierto con tierra de Lanzarote, en Lisboa, frente al Tajo, otro río que cruzó y sobre el que fue feliz contemplando a la caída de tarde la ciudad que describió, amó y le acoge.

Vamos a hacer un viaje por Saramago, el mejor posible, según el propio Saramago. Se descubrirán documentos y se confirmará que la forma de estar en la vida de este portugués y mexicano, como un día lo definió Carlos Fuentes, es la mejor posible, porque es la de quien utiliza la herramienta del pensar y junto a ella, la del sentir. Saramgo era un hombre contenido pero emocionado. Desasosegaba porque estaba desasosegado, porque su felicidad personal no era la del mundo, porque quería comprender. En ese empeño estaba cuando le llegó la muerte y se lo llevó con él. Para que muchos, como dijo la presidenta del Parlamento portugués, muriéramos al día siguiente y no podamos recuperarnos de esta ausencia. O sí: paseando por estas salas, por estos claustros de San Ildefonso tal vez veamos a Saramago, mirando, sorprendido, porque todo esto se haya organizado por él, nos diría, como tantas veces, que estamos locos y tal vez sea verdad, estamos locos de amor y de solidaridad con quien tanto amó y tanto dio de sí mismo, tanto que se consumió en la dádiva. Ayer tarde, yendo de un claustro a otro, oí la voz de Saramago. La oí, y nadie, ninguno de ustedes, o todos juntos, nadie en el mundo entero me podrá convencer de que lo que oí fue una grabación.

Muchas gracias.
Pilar del Río

*

La muestra producida por la Fundación César Manrique (FCM), "José Saramago. La consistencia de los sueños", se podrá ver en México entre el 23 de julio y el 2 de octubre. La exposición estará en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, de México D. F., en las salas de exposiciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam).

Ésta será la primera vez que se exhiba la muestra tras del fallecimiento del escritor. La exposición se pudo disfrutar por primera vez en Lanzarote, desde noviembre de 2007, y también ha viajado a Sao Paulo (Brasil) y a Lisboa. En México se exhibirán nuevos documentos, algunos ellos los últimos libros que el escritor portugués escribió, el tesón con que afrontó el final de su vida y su fallecimiento, ocurrido en junio de 2010, ahora hace un año. La coincidencia de fechas no es gratuita: el gobierno mexicano, patrocinador del evento, quiso marcar con la exposición el aniversario de la muerte de José Saramago, gran amigo de México, asiduo visitante y colaborador de iniciativas sociales y culturales junto a otros escritores mexicanos, como Carlos Fuentes o Ángeles Mastretta.

La muestra cuenta con la colaboración de la Fundación José Saramago y analiza la figura del escritor luso, tanto desde la perspectiva de su trascendencia en el mundo de la literatura universal como de su dimensión sociopolítica y su compromiso social.

En ’La consistencia de los sueños’ se presentan más de 1.500 objetos y es el resultado de un trabajo de investigación de dos años por parte del comisario, el director de actividades de la FCM, Fernando Gómez Aguilera, sobre la vida y obra de José Saramago desde sus orígenes modestos hasta el reconocimiento internacional, que culminaría con la atribución del Premio Nobel de Literatura.

Desde la FCM señalan que es posible conocer al autor a través del abundante material escrito como gráfico y audiovisual que se expone, entre el se destaca las obras inéditas, manuscritos, notas personales, primeras ediciones, traducciones, fotografías, vídeos o grabaciones originales. Gómez Aguilera ha trazado un recorrido por la vida literaria del escritor, se exploran las claves de su imaginario, dice la Fundación de Lanzarote. "A través de un diseño innovador, se combinan los recursos convencionales con los soportes digitales y audiovisuales empleando más de 50 monitores distribuidos por las salas que albergan la muestra”, para muchos expertos la exposición más rica y original hasta ahora montada en el mundo acerca de un escritor.

Nota de prensa de la Fundación César Manrique

Visita virtual a la exposición "La consistencia de los sueños"

Visita virtual al Antiguo Colegio de San Ildefonso

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado por Fundación Saramago


Pág. 1/2





Destacados

Ver todas las noticias

Amigos de la Fundación José Saramago


Librería/Tienda de la Fundación José Saramago


Además


Sonidos de la Fundación


Blimunda


Serviço educativo



La Fundación
Somos lo que dice el documento José Saramago firmado en Lisboa el 29 de junio de 2007. Somos la Fundación José Saramago.
Más información | E-mail

Buscar

Pesquisar no Blog  

La Casa dos Bicos

La Casa dos Bicos, edificio del siglo XVI situado en la calle Bacalhoeiros, Lisboa, es el hogar de la Fundación José Saramago.

La Casa dos Bicos se puede visitar de lunes a sábado de 10h a las 18h (última entrada a las 17h30m).
Leer más


A Casa José Saramago en Lanzarote

La casa hecha de libros se puede visitar de lunes a sábado de 10h a las 14h30. También se puede caminar virtualmente, aquí.

Reciba nuestro boletín de noticias


#saramago no Twitter



Archivo mensual

  1. 2014
  2. J
  3. F
  4. M
  5. A
  6. M
  7. J
  8. J
  9. A
  10. S
  11. O
  12. N
  13. D
  14. 2013
  15. J
  16. F
  17. M
  18. A
  19. M
  20. J
  21. J
  22. A
  23. S
  24. O
  25. N
  26. D
  27. 2012
  28. J
  29. F
  30. M
  31. A
  32. M
  33. J
  34. J
  35. A
  36. S
  37. O
  38. N
  39. D
  40. 2011
  41. J
  42. F
  43. M
  44. A
  45. M
  46. J
  47. J
  48. A
  49. S
  50. O
  51. N
  52. D
  53. 2010
  54. J
  55. F
  56. M
  57. A
  58. M
  59. J
  60. J
  61. A
  62. S
  63. O
  64. N
  65. D
  66. 2009
  67. J
  68. F
  69. M
  70. A
  71. M
  72. J
  73. J
  74. A
  75. S
  76. O
  77. N
  78. D

TripAdvisor

Parceiros institucionais:

Parceiro tecnológico:

Granta