Saltar para: Post [1], Pesquisa e Arquivos [2]

Em Português


Carta aberta ao Governo Português sobre a situação no Sahara Ocidental

Martes, 21.12.10

fjsUma carta aberta enviada hoje ao primeiro-ministro e ao ministro dos Negócios Estrangeiros exige uma "solução clara" para o conflito do Saara Ocidental e apoio inequívoco do Governo português "a todos os esforços internacionais conducentes à realização do referendo de autodeterminação". A missiva endereçada ao primeiro-ministro e ao ministro dos Negócios Estrangeiros por iniciativa da Associação de Amizade Portugal-Saara Ocidental (AAPSO) é assinada por "28 eminentes personalidade nacionais" onde se incluem, o jornalista Adelino Gomes, o arquitecto Álvaro Siza Vieira, os ensaístas Frei Bento Domingues e José Augusto França e o secretário-geral da UGT, João Proença. O historiador José Mattoso, o secretário-geral da CGTP Manuel Carvalho da Silva, o dirigente da FENPROF, Mário Nogueira, o advogado Miguel Galvão Teles, a académica Maria Helena Mira Mateus, a magistrada judicial Teresa Féria e o dirigente da Associação 25 de Abril Vasco Lourenço subscrevem também a carta aberta. O texto sugere o apoio inequívoco "a todos os esforços internacionais conducentes à realização do referendo de autodeterminação" do Saara Ocidental e considera que "é esta a política que queremos ver concretizada pelo Governo português".

Ler o texto da Carta Aberta

Fonte: dn.pt

*

21/12/10

La violencia impune de Marruecos contra los saharauis

fjsEl pasado 8 de noviembre las fuerzas de seguridad marroquíes desmantelaban por la fuerza el campamento de Gdim Izik, situado a escasos kilómetros de El Aaiún, donde se habían establecido alrededor de 20.000 saharauis para protestar por la discriminación de la que son objeto y reclamar condiciones de vivienda y trabajo dignas. Los violentos enfrentamientos que se produjeron durante el desalojo y en los días posteriores se saldaron con 13 víctimas mortales (dos saharauis y once agentes marroquíes) y unos 200 detenidos saharauis, según una investigación independiente llevada a cabo sobre el terreno por Amnistía Internacional (AI) cuyos resultados se han publicado en el informe “Derechos pisoteados. Protestas, violencia y represión en el Sahara Occidental” (disponible en inglés).

La organización de derechos humanos “condena y deplora” la muerte de los miembros de las fuerzas de seguridad marroquíes, la mayoría como consecuencia de heridas de arma blanca, “en circunstancias que todavía tienen que ser aclaradas”, y denuncia la falta de transparencia e información en torno a las muerte de los dos saharauis así como la pasividad del régimen ante los casos documentados de abusos de derechos humanos. En este sentido, AI insta a las autoridades a iniciar de inmediato las investigaciones judiciales oportunas y recuerda que a pesar de que hayan pasado “más de cuatro años desde que se promulgara la ley específica contra la tortura, el patrón de impunidad vigente, no solo en lo referido a saharauis víctimas de tortura y maltrato, permanece inalterado”.

En contraste con los 200 detenidos saharauis, recalca AI, “no existe constancia de que haya ningún residente marroquí arrestado en conexión con los ataques perpetrados contra los saharauis, sus hogares y propiedades, y no se ha iniciado ninguna investigación a raíz de las denuncias de palizas, torturas y otros malos tratos contra los saharauis por parte de las fuerzas de seguridad”. Las averiguaciones de la organización contradicen las declaraciones del ministro del Interior, Taïeb Charkaout, quien aseguró el pasado 8 de noviembre que no se había efectuado “un solo disparo” durante el desmantelamiento, así como la versión oficial del gobierno, al no haber hallado evidencia alguna de que en el campamento-protesta se estuvieran reteniendo a personas en contra de su voluntad.

Por otra parte, el informe pone de manifiesto las restricciones en el acceso a la información y el retraso con el que las autoridades marroquíes respondieron a las demandas de los familiares de los detenidos que, en ocasiones, tuvieron que esperar hasta 16 días para conocer el paradero de sus allegados. La falta de claridad en las informaciones y su inconsistencia es especialmente notoria en el caso de los saharauis fallecidos, cuyas familias no han tenido acceso ni a sus cuerpos ni a los informes de las autopsias.

Seguir leyendo

Fuente: periodismohumano.com

*

Registros casa por casa para expulsar y detener a activistas saharauis

fjsEl Aaiún, capital del Sáhara Occidental, continúa en tensión, bajo la vigilancia de las fuerzas de seguridad marroquíes, principalmente policía y antidisturbios, 24 horas después del asalto al campamento saharaui a las afueras de la ciudad y de los enfrentamientos entre policía y miembros de esta etnia en la capital.

Según la organización Resistencia Saharaui, Marruecos ha ordenado la busca y captura y de los activistas y organizadores del campamento. También denuncia que la policía marroquí está entrando desde ayer en las casas de las familias saharauis, no todas ellas relacionadas con los activistas.

Tras una noche relativamente tranquila después de que el Gobierno marroquí decretara un toque de queda nocturno, desde esta mañana se han registrado escaramuzas en el barrio del aeropuerto y en Alaude, donde han sido instalados los saharuis que han regresado de los campamentos de refugiados. Testigos afirman que se han producido saqueos y ataques a propiedades saharauis en El Aaiún.

Esta mañana también se han registrado choques aislados entre civiles marroquíes y saharauis en el barrio de Colominas, centro histórico de la ciudad, según testigos contactados por teléfono por este periódico.

El jefe de la policía de El Aaiún, Mohamed Dkhisi, ha desmentido que se hubiesen registrado enfrentamientos entre los ciudadanos en la jornada de hoy y ha asegurado que la situación es "estable" y "normal", según informa la agencia oficial de noticias de Marruecos MAP.

Nuevo balance de víctimas

El Frente Polisario ha ofrecido un nuevo balance de los incidentes, los más graves registrados en este territorio en disputa desde que en 1991 terminara la guerra entre el Frente Polisario y Rabat. El movimiento independentista habla de 12 muertos saharauis, 723 heridos y 159 desaparecidos.

Aunque no han facilitado su identidad, en los barrios saharauis de El Aaiún circulan media docena de nombres de víctimas mortales de las cargas de los antidisturbios marroquíes. Una de las víctimas sería un niño saharaui de siete años en el barrio de Duerat, según fuentes saharauis. Mientras el Gobierno marroquí elevó este martes a ocho el número de víctimas, ocho entre las filas de las fuerzas de seguridad. También reconoce un fallecido saharaui, de 26 años, empleado por el Office Chérifien des Phosphates (OCP), la mayor empresa marroquí y uno saharaui.

El ministro de Exteriores del Polisario, Mohamed Uld Salek, ha precisado que es un balance provisional y que las víctimas se produjeron tanto durante la acción marroquí contra el campamento como en las protestas posteriores en El Aaiún. Las asociaciones saharauis de defensa de los derechos humanos, como Codesa, que preside Aminetu Haidar, temían que cuando la situación se tranquilizara, aflorarían los nombres de otras víctimas mortales. Además, los saharauis denuncian que hay 65 detenidos. Por su parte, las autoridades marroquíes han informado esta mañana de la muerte de un funcionario de la Oficina de Fosfatos de Marruecos herido durante los incidentes, lo que eleva a seis las víctimas reconocidas por Marruecos.

Según la agencia de noticias del Frente Polisario, SPS, la ciudad ha quedado "completamente sellada" por furgonetas del Ejército marroquí "en cada una de las esquinas de los barrios saharauis" y por la instalación de puestos de control en las carreteras de acceso a la ciudad, "prohibiendo la entrada de extranjeros". En El Aaiún se ha comenzado a enterrar a los "mártires" de la "barbarie de un ocupante déspota y feudal que no corta en cometer asesinatos cobardes dignos del apartheid y el nazismo", señala un comunicado remitido por la Delegación del Frente Polisario en España.

Istiqlal no tolerará chantajes

Españoles que residen en la ciudad han indicado telefónicamente a Efe que han visto a grupos de decenas personas de civiles promarroquíes patrullando las calles, observados atentamente por fuerzas de seguridad marroquíes, y que han mantenido algún altercado con saharauis en la céntrica plaza de Dshira. Mientras, partidarios de la autodeterminación se apuestan en algunas esquinas para vigilar las calles, relatan esas mismas fuentes, que añaden que un buen número de los comercios y tiendas de la ciudad en los barrios orientales de la ciudad permanecen cerrados, así como los colegios y administraciones públicas.

Abdalahi J., vecino de Zemla, uno de los barrios más afectados ayer por los disturbios, ha contado a Efe que las familias tratan de reunirse en los hogares y aprovisionarse ante la eventualidad de nuevos incidentes. Abdalahi ha indicado que varias asociaciones saharauis han comenzado a recoger testimonios de víctimas y pruebas de algunos ataques que sufrieron a última hora de la noche por civiles promarroquíes, y que siguieron a la ola de violencia desatada por saharauis contra edificios públicos, oficinas bancarias y vehículos policiales.

Otro testigo de nacionalidad estadounidense ha señalado que la ciudad ha recuperado un pulso relativamente normal, las tiendas del centro han abierto sus puertas, así como los cafés, y se puede ver a gente caminando por las calles. Esa misma fuente ha indicado que todavía existe un fuerte dispositivo policial y militar en la avenida de Smara, epicentro de la protestas ayer, que permanece alerta ante nuevos incidentes. Las fuerzas de seguridad marroquíes están desplegadas en muchos barrios.

"La tensión se ha disipado y la calma reina de nuevo en la totalidad de los barrios de en El Aaiún". Éste es el idílico panorama que pinta por su parte la agencia estatal marroquí de noticias MAP. En una nota, MAP añade que "la vida ha recuperado su curso normal" gracias al "apoyo de los ciudadanos a las fuerzas del orden" y describe así lo sucedido ayer: "Una jornada marcada por los actos de vandalismo cometidos por los reincidentes de la justicia y de la intervención de las fuerzas del orden para poner fin a estos actos, a fin de garantizar la seguridad de los ciudadanos y de sus bienes".

El partido en el poder en Marruecos, Istiqlal, ha denunciado hoy "el intento de algunas personas por explotar un movimiento social que tiene lugar en el contexto de la libertad, la pluralidad y el aperturismo" que según Istiqlal existe en Marruecos. En un comunicado difundido por la agencia oficial MAP, Istiqlal advierte de que "no va a consentir el chantaje y la manipulación política" de estos movimientos sociales. Por último, el partido encabezado por el primer ministro, Abás el Fasi, asegura que bajo la autoridad del monarca Mohamed VI, Sáhara Occidental ha experimentado importantes avances a nivel social, económico, cultural y político. España, antigua colonia, ha insistido en que la ONU debe liderar una salida para rebajar la tensión, aunque ha aclarado que no ha pedido la convocatoria de una reunión del Consejo de Seguridad sobre este asunto, al no tener capacidad para ello.

Bruselas, preocupada por la ola de violencia

Ni España ni la Unión Europea ni Naciones Unidas han condenado los hechos pero esta última pidió ayer "contención" a las dos partes para evitar que empeore esta escalada de la violencia, generada por la decisión marroquí de tomar el control del campamento saharaui levantado hace casi un mes en Agdaym Izik, a unos 15 kilómetros de El Aaiún. En las últimas semanas, se habían congregado en el campamento unas 20.000 personas en más de 4.000 jaimas para protestar por las condiciones de vida que sufre la población saharaui en el territorio ocupado por Marruecos en 1975. El campamento reivindicaba viviendas, puestos de trabajo y ayudas sociales, no la autodeterminación. En la misma línea que la ONU, la Comisión Europea ha expresado esta mañana su preocupación por la "ola de violencia" en el Sáhara Occidental, ha lamentado las víctimas mortales y ha pedido a las dos partes que mantengan la calma y eviten la violencia. Representantes de la Comisión y de Marruecos están reunidos hoy en Bruselas para hablar sobre el futuro del actual acuerdo pesquero y las posibilidades para su renovación.

El asalto se produjo el mismo día en que estaba previsto que se reanudaran en Nueva York las conversaciones entre Marruecos y el Polisario sobre el Sáhara. El movimiento independentista tuvo dudas, pero se sentó en la mesa en Manhasset (cerca de Nueva York). Se trató de una reunión informal cuyos resultados no han transcendido. Marruecos y el Frente Polisario concluyen hoy esta reunión informal, la tercera, auspiciada por la ONU.

*

Aminatu Aidar, desde Portugal, intenta sensibilizar a la opinión pública

fjs

O mundo tem de pressionar Marrocos a aceitar o referendo
(Público)

* 

Batalla campal en El Aaiún: Marruecos habla de 2 policías fallecidos y el Polisario asegura que hay 13 personas muertas

Las fuerzas de seguridad marroquíes han tomado hoy el control del campamento saharaui por la fuerza poniendo fin a la mayor protesta desde que España se retiró del territorio hace 35 años. En el asalto y los enfrentamientos posteriores hubo 13 saharauis muertos, según el Frente Polisario, y un policía y un gendarme, según fuentes oficiales marroquíes.

El delegado del Frente Polisario en España, Bouchayara Beyun, ha señalado que en el "brutal desmantelamiento" del campamento perecieron al menos 13 saharauis y varias decenas han resultado heridos. El wali (gobernador) de El Aaiún, Mohamed Guelmouss, ha indicado, por su parte, que dos miembros de las fuerzas de orden público habían perecido y que otros 70 estaban heridos, cuatro de ellos graves. 65 manifestantes han sido además detenidos.

La operación empezó de madrugada, poco antes de las 07.00 horas. (08.00, hora peninsular española) con el sobrevuelo del campamento por varios helicópteros mientras que la Gendarmería advertía por megafonía a los 20.000 acampados que debían abandonarlo de inmediato. Algunos grupos de mujeres con niños se marcharon y, a la salida, les esperaban autobuses en los que fueron transportados hasta El Aaiún, la capital del Sáhara Occidental.

Tras la salida de este pequeño colectivo empezó, al amanecer, el asalto al campamento de Agdaym Izik en el que la Gendarmería utilizó cañones de agua, gases lacrimógenos, porras y disparó balas de goma contra los allí acampados. Los jóvenes opusieron resistencia y se organizó una auténtica batalla campal. pero fueron vencidos. Los camiones del Ejército entraron entonces en el campamento y aplastaron las jaimas (tiendas nómadas).

Por razones desconocidas decenas de jaimas empezaron a arder sembrando el pánico entre las familias acampadas. Algunas de las figuras saharauis más destacadas del campamento, como Enaama Safari, habrían sido detenidas por la Gendarmería, según sus allegados.

Tras la destrucción de las jaimas y la toma de control del campamento, miles de saharauis emprendieron camino a pie, por un pasillo abierto por las fuerzas de seguridad, hacia El Aaiún distante de unos 15 kilómetros. "Aquí vamos todos caminando por el desierto y, a lo lejos, en la ciudad, vemos mucho humo", narra Omar a través de su teléfono móvil.

El gobernador de El Aaiún declaró a la agencia de prensa oficial (MAP) que las fuerzas del orden habían llevado a cabo de madrugada una "operación para liberar a los "chioukhs" (notables saharauis), a las mujeres y a los niños que estaban en poder de un grupo de individuos con antecedentes penales por delitos comunes" y se habían refugiado en el campamento de Agdaym Izik.

"Tras agotar todas las vías de diálogo para encontrar una salida a esta situación inaceptable desde un punto de vista legal", continuó el gobernador, las fuerzas del orden intervinieron para "detener de manera pacífica a los elementos que estaban fuera de la ley, pero se les impidió acceder al campamento y se enfrentaron con una reacción violenta por parte de aquellos que usaron (para atacarles) cócteles molotov bombonas de gas".

Al enterarse del asalto al campamento los habitantes de los barrios saharauis de El Aaiún intentaron acercarse a Agdaym Izik para, aparentemente, acoger y prestar ayuda a los que de allí salían expulsados. La policía se lo impidió bloqueando la salida de la ciudad.

En protesta por este veto los habitantes empezaron a erigir barricadas y a quemar neumáticos en la céntrica avenida de Smara y en los barrios saharauis. Es esa humareda la que veían los expulsados del campamento mientras caminaban. Las unidades antidisturbios de la policía dispararon pelotas de goma y lanzaba gases lacrimógenos para disolver las manifestaciones.

Más tarde se sumaron a estas manifestaciones los jóvenes que regresaban del Agdaym Izik. Con piedras y cócteles molotov atacaban los edificios públicos. Los enfrentamientos habían vaciado las calles de El Aaiún donde muchas tiendas, oficinas y hasta algún colegio estaban cerrados.

El ministro-portavoz del Gobierno de Marruecos, Khalid Naciri, declaró el jueves, tras el Consejo de Ministros, que la evolución de las conversaciones con los representantes de los acampados era "positiva", pero el sábado las fuerzas de seguridad marroquíes apretaron las tuercas al campamento y, el domingo, lo cerraron a cal y canto.

El comité que gobernaba el campamento reivindicaba viviendas y puestos de trabajo o, en su defecto, ayudas sociales para los saharauis. En ningún momento formuló exigencias políticas como la autodeterminación y la independencia aunque algunas voces en Agdaym Izik mostraban cierta inclinación por "elevar el nivel de la protesta".

"Es terrible lo que ha sucedido", se lamentó la célebre activista saharaui Aminatú Haidar desde Lisboa en el curso de una conversación teléfonica. Mañana recogerá un premio que le otorga la Universidad de Coimbra. "Marruecos reprime sin piedad cuando los saharauis solicitan simples mejoras sociales", añadió. "Ya que de todas formas trata de aplastarnos pidamos directamente la autodeterminación y la independencia".

El asalto marroquí se ha producido horas antes de que Marruecos y el Frente Polisario, el movimiento que reivindica la independencia del territorio, reanuden las conversaciones sobre el futuro del Sáhara bajo el patrocinio de Christopher Ross, el enviado personal del secretario general de la ONU. Se sospecha que el Polisario podría no acudir a la reunión en protesta por la represión en El Aaiún.

fjs

Fuente: elpais.com

*

Las noticias han llegado a El Aaiún y han soliviantado a la población y se han reproducido losfjs incidentes que se registraron ayer, cuando, durante varias horas, se registraron enfrentamientos entre los manifestantes y los antidisturbios marroquíes. Un choque originado en un puesto de control cercano al campamento y que al parecer terminó con dos saharauis heridos y hospitalizados, según informó Ahmed.

El asalto ha comenzado a las 7 de la mañana (hora peninsular española). Primero varios helicópteros han sobrevolado el campamento pidiendo a sus ocupantes que lo desmantelaran. Luego ha avanzado la gendarmería con cañones de agua. Las mujeres y niños han empezado a huir y hay varias jaimas ardiendo, pero no sabe por qué. A los que huyen, a pie por la carretera, no les plantean problemas. Pero sí se produce una batalla campal en el campamento con los hombres. Vecinos de El Aaiún intentan salir a acoger a los que están saliendo del campamento pero la policía se lo está impidiendo y han empezado los disturbios en la avenida Smara. La novedad respecto a otros incidentes es que los que están protestando no son sólo jóvenes, también gente mayor y mujeres.

Esto ocurre después de que en las últimas horas los casi 3.700 simpatizantes que se dirigían en convoy desde El Aaiún al Campamento de resistencia instalado a las afueras de la ciudad lograran entrar en éste sin que durante el trayecto se registraran nuevas incidencias, informó Brahim Ahmed, representante del comité de organización del campamento.

Ayer por la noche, adolescentes saharauis erigieron barricadas y quemaron neumáticos en el centro de El Aaiún, la capital del Sáhara, justo después de que las fuerzas de seguridad marroquíes impidieran el acceso al campamento de protesta de Agadym Izik dónde 20.000 personas permanecen acampadas desde hace cuatro semanas. Las fuerzas antidisturbios marroquíes cargaron contra los manifestantes y desmantelaron las barricadas en la avenida Smara y en otros barrios de población saharaui, pero lo hicieron con mucha menos contundencia que en otras ocasiones. Tras más de una hora de enfrentamientos no practicaron detenciones, según testigos presenciales con los que ha hablado por teléfono este corresponsal.

Los miramientos de la policía marroquí se explican, probablemente, porque este lunes se reanudan en Nueva York, bajo el patrocinio de Naciones Unidas, las negociaciones sobre la antigua colonia española entre Marruecos y el Frente Polisario.

Este domingo ha sido la jornada más tensa desde que se erigieron las primeras jaimas (tiendas nómadas) en las afueras de El Aaiún para reivindicar puestos de trabajo y viviendas. La suspensión de la cobertura de móviles -al caer la noche fue restablecida- y el cierre de la carretera que conduce al campamento irritaron a los saharauis que intentaban reunirse allí con sus familiares para cenar o pasar la noche. Esta situación incitó a anunciar a algunos activistas que el asalto a Agadym Izik era inminente.

Incidente en el control de acceso

En el control de acceso se produjo un confuso incidente cuando un todoterreno conducido por un saharaui intentó, aparentemente, abrirse paso a la fuerza y llegar al campamento. La Asociación Sahara Marroquí, que defiende la soberanía de Rabat sobre ese territorio, asegura que 12 policías resultaron heridos mientras que otras fuentes de El Aaiún sostienen que fueron dos saharauis los heridos.

El cierre a cal y canto del campamento por la Gendarmería y el Ejército, que lo circundan, fue lo que provocó a su vez la protesta callejera de los jóvenes en El Aaiún. "Fue una reacción espontánea", señala un miembro de una ONG local de defensa de los derechos humanos. Los adolescentes corearon algunos eslóganes a favor de la autodeterminación del pueblo saharaui.

Con motivo del 35 aniversario de la Marcha Verde, que permitió a Marruecos adueñarse del Sáhara, el rey Mohamed VI pronunció, el sábado por la noche, un discurso en el que afirmó que no admitiría "provocaciones", pero también se mostró dispuesto a tomar medidas para favorecer a la población originaria de la antigua colonia en materia social e, incluso, en lo concerniente a los derechos humanos.

La policía del aeropuerto de El Aaiún no ha permitido este domingo desembarcar al eurodiputado de IU Willy Meyer ni a tres periodistas canarios que llegaron en un vuelo procedente de Las Palmas y regresaron en el mismo avión. Marruecos "no quiere testigos" en el Sáhara Occidental se ha lamentado Meyer. Tres diputados autonómicos vascos y navarro tampoco pudieron este fin de semana, volar desde Casablanca a El Aaiún y fueron devueltos a Madrid.

Foto: El campamento de protesta montado por los saharauis en Agdaym Izik, a unos 15 kilómetros de El Aaiún.- I. C.

Fuente: elpaís.com

*

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado por Fundación Saramago





Destacados

Ver todas las noticias

Amigos de la Fundación José Saramago


Librería/Tienda de la Fundación José Saramago


Además


Sonidos de la Fundación


Blimunda


Serviço educativo



La Fundación
Somos lo que dice el documento José Saramago firmado en Lisboa el 29 de junio de 2007. Somos la Fundación José Saramago.
Más información | E-mail

Buscar

Pesquisar no Blog  

La Casa dos Bicos

La Casa dos Bicos, edificio del siglo XVI situado en la calle Bacalhoeiros, Lisboa, es el hogar de la Fundación José Saramago.

La Casa dos Bicos se puede visitar de lunes a sábado de 10h a las 18h (última entrada a las 17h30m).
Leer más


A Casa José Saramago en Lanzarote

La casa hecha de libros se puede visitar de lunes a sábado de 10h a las 14h30. También se puede caminar virtualmente, aquí.

Reciba nuestro boletín de noticias


#saramago no Twitter



Archivo mensual

  1. 2014
  2. J
  3. F
  4. M
  5. A
  6. M
  7. J
  8. J
  9. A
  10. S
  11. O
  12. N
  13. D
  14. 2013
  15. J
  16. F
  17. M
  18. A
  19. M
  20. J
  21. J
  22. A
  23. S
  24. O
  25. N
  26. D
  27. 2012
  28. J
  29. F
  30. M
  31. A
  32. M
  33. J
  34. J
  35. A
  36. S
  37. O
  38. N
  39. D
  40. 2011
  41. J
  42. F
  43. M
  44. A
  45. M
  46. J
  47. J
  48. A
  49. S
  50. O
  51. N
  52. D
  53. 2010
  54. J
  55. F
  56. M
  57. A
  58. M
  59. J
  60. J
  61. A
  62. S
  63. O
  64. N
  65. D
  66. 2009
  67. J
  68. F
  69. M
  70. A
  71. M
  72. J
  73. J
  74. A
  75. S
  76. O
  77. N
  78. D

TripAdvisor

Parceiros institucionais:

Parceiro tecnológico:

Granta